Esther Jiménez es la cabeza visible de FSIE Nacional (Federación de Sindicatos Independientes de Educación), una organización sindical no lucrativa constituida al amparo de la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de libertad sindical (LOLS). Este sindicato está dedicado exclusivamente a la enseñanza privada y a la atención a la discapacidad, aunque son el único sindicato independiente y profesional formado por y para los trabajadores de la Enseñanza privada y la atención a la discapacidad.

¿Desde cuándo estás inmersa en el mundo de la enseñanza y la discapacidad, Esther?

He trabajado 24 años en un colegio de educación especial de Granada, de la Asociación Asprogrades, concretamente en un PTVAL. Los últimos ocho años fui la directora del centro. Actualmente llevo cuatro años liberada por el sindicato FSIE. 

FSIE lleva trabajando en este área desde 1978, es decir, cuarenta años dentro del sector de la educación. ¿Qué valor añadido tenéis frente a otros colectivos sindicales?

Nuestro valor añadido, y lo que nos caracteriza como sindicato, es que somos independientes y profesionales del sector. FSIE no tiene vinculación alguna con grupos políticos ni tampoco con organizaciones externas que puedan condicionar su acción sindical. Defendemos y creemos que la independencia es garantía de transparencia, eficacia y seguridad.

Todos los que formamos FSIE somos trabajadores de la enseñanza privada y de Atención a las Personas con Discapacidad, que compartimos y defendemos las necesidades de estos centros. Nuestra acción sindical se basa en el contacto directo con los problemas y en nuestra especialización y eficacia.

Cuéntanos tu trayectoria profesional vinculada a FSIE.

Entré a formar parte, aportando mi experiencia en centros de Atención a Personas con Discapacidad, y mi prioridad es dar visibilidad a estos centros y la labor que en ellos se lleva a cabo. Recientemente, hemos entrado a formar parte del CEDDD, Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia, sumando y aunando intereses comunes en el sector.

¿Qué tiene que decir FSIE acerca de la situación actual de los colegios de Educación Especial en España?

FSIE defiende a ultranza los centros específicos de Educación Especial como pilar fundamental de la inclusión social de las personas con discapacidad. Valoramos el papel de los Centros de Educación Especial y, por tanto, reconocemos la labor tan importante que tienen dentro del sistema educativo. Estos proporcionan una respuesta educativa a un alumnado que recibe los beneficios adecuados para lograr una educación centrada en su derecho a ser, tanto en su individualidad como en sus necesidades específicas.

El camino dibujado por los centros de Educación Especial durante estos últimos cincuenta años, ha originado una respuesta a la inclusión educativa y social de las personas con discapacidad intelectual con diferentes necesidades de apoyo educativo que sigue estando vivo y activo. Un camino que puede y debe seguir generando horizonte, dentro de un sistema educativo único en España. Este forma parte de un engranaje que debe seguir funcionando para dar respuesta a niños, niñas, a familias y a la sociedad en general, dentro del mundo actual; cambiante y en continua evolución. Un mundo que nos ofrece nuevos retos, nuevas necesidades, nuevas realidades.

¿Cómo se aborda la Educación Especial en este país?

Sabemos que es prácticamente imposible lograr que la política y sus intereses electorales permitan alcanzar el consenso social necesario para que la educación deje de estar sometida a los vaivenes legislativos continuos, que provocan una inestabilidad constante que no contribuye en nada a solucionar los graves problemas de nuestro Sistema Educativo.

Tenemos un cometido importante, en el que defendemos los colegios de E.E. cuestionados injustamente por el gobierno central; máxime porque trabajamos para la inclusión, pero la que es elegida libremente; defendemos la labor de los profesionales, altamente cualificados y vocacionales y, por tanto, la transición a la vida adulta y laboral, esa que solo nuestras asociaciones ofrecen. Su desaparición sería una pérdida irreparable para la integración plena de las personas con discapacidad en la sociedad.

¿Cuál dirías tú que es el pilar de FSIE?

Nuestro pilar fundamental es la inclusión, y apostamos por la libre elección de centro por parte de las familias. Nadie nos puede recriminar lo contrario, porque somos aún pocos los que entendemos la inclusión como cambio social con respeto a los intereses personales. Es fácil hablar de inclusión, pero es muy difícil respetarla en todos sus ámbitos; y esa es nuestra misión.

Una de las grandes incógnitas por la incertidumbre que supone, es la vuelta al cole o la repetición de los escenarios de confinamiento. ¿Cómo estáis trabajando en ello?

Hay que destacar la angustia generalizada tanto por parte de los profesionales como de las familias, quizá por esa incertidumbre. Desde FSIE, transmitimos serenidad y coherencia, y seguimos las escasas pautas (específicas) marcadas por la administración; tanto por el bien de los alumnos y alumnas de estos centros como por sus respectivas familias; realmente, los más perjudicados por la pandemia. 

Siempre hemos solucionado nuestros problemas con autonomía propia, pues los colegios de Educación Especial navegamos entre dos aguas. Por un lado, seguimos sin una normativa que regule nuestro quehacer, pero sí tenemos profesionales resolutivos que dan respuesta a las necesidades concretas de los alumnos. Ellos han establecido rutinas que les ayudarán significativamente a adaptarse con serenidad a una situación tan inesperada como la que estamos viviendo. Así, cada centro adaptará sus espacios y actividad a sus características propias. Desde FSIE aportamos apoyo y propuestas, a la vez, compartidas por todos los colegios de Educación Especial. La más urgente, es la dotación de personal de enfermería a los centros de Educación Especial, así como el establecimiento de una ratio de obligado cumplimiento alumnado/Diplomado Universitario en Enfermería. O ayuda económica, para reformas en los centros que lo necesitan; llevamos años anclados en el coste por unidad concertada, sin contemplar una partida a mantenimientos e inversiones.

¿Y qué decir del resto de centros donde también trabajáis, por qué?

Como Sindicato y por vocación, trabajamos con todos los centros de Atención a Personas con Discapacidad, la mayoría de ellos pertenecientes a las asociaciones de las que forman parte los colegios de Educación Especial.

Lo digo así porque son estas mismas asociaciones las que dan salida después de la etapa escolar; bien en Centro Ocupacional o Unidad de Estancia Diurna, bien en Centro Especial de Empleo. En este caso, se ofrece un empleo protegido con vistas al mundo laboral, por empresas con convenio de colaboración con las asociaciones. Y como centro estrella, las residencias de personas con discapacidad; su casa, su familia, su vida, siendo un alto porcentaje quienes entran de pequeños al cole y acaban en la residencia. 

Invitamos a tomar conciencia de la difícil situación sanitaria y del necesario impulso de inversión para consolidar y reforzar este colectivo especialmente vulnerable.

FSIE se configura como fuerza sindical independiente, profesional, plural y democrática, en coherencia con los nuevos valores y necesidades que caracterizan al trabajador de nuestros días. De esta manera, FSIE se ha consolidado como uno de los sindicatos más representativos en el ámbito de la enseñanza privada y de atención a la discapacidad: somos el sindicato claramente mayoritario en la Enseñanza Concertada, además de tener representación en el resto de convenios: Privada, Atención a la Discapacidad, Infantil, Universidades, Colegios Mayores, etc.

DEFENDEMOS nuestros intereses, nuestros puestos de trabajo y la Libertad de Enseñanza. FSIE-A aglutina organizaciones sindicales independientes de trabajadores del ámbito educativo o asistencial que hacen suya la doctrina sobre libertad de enseñanza (en el caso del ámbito educativo) contenida en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en la Constitución Española (art. 27), en particular la que se refiere a la existencia en la sociedad de una pluralidad de centros de enseñanza y de atención a personas con discapacidad con proyectos educativos y sociales coherentes y la concepción de una formación integral que incluya la dimensión trascendente de la persona y acepten estos Estatutos, sin discriminaciones, por razones de origen, credo, pensamiento o afiliación política, para la defensa, representación y fomento de intereses comunes.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario