Francisco Javier Suárez Lema,Premio LAM para textos teatrales de temática LGTBIQ+

0
37
Francisco Javier Suárez Lema
Francisco Javier Suárez Lema

El dramaturgo gallego Francisco Javier Suárez Lema (Corcubión-A Coruña, 1979) ha ganado el Certamen Internacional Leopoldo Alas Mínguez (Premio LAM 2020) para textos teatrales de temática LGTBIQ+ con ‘Afuera están los perros’, un texto con el que trata de «normalizar el amor entre dos personas del mismo sexo, aunque algunos y algunas aún querrían confinarlo a una habitación iluminada por un candelabro».

La Fundación SGAE y la Asociación Cultural Visible convocan anualmente este premio con el objetivo de apoyar y estimular la creación de nuevos textos teatrales que otorguen visibilidad al colectivo LGTBIQ+.

El autor ha logrado el galardón con Afuera están los perros, un texto sobre dos mujeres que se aman desde la sombra, pero que siempre han envidiado cómo otros habitaban el espacio público que también a ellas les correspondía: una plaza, la mesa de un restaurante, la parte de atrás de un taxi, la sala de espera de un hospital, las avenidas de su ciudad.

Presidido por Pablo Peinado (presidente de la Asociación Cultural Visible), el jurado del catorce Premio LAM ha estado compuesto por los dramaturgos Jesús CracioBeth Escudé, Victoria Szpunberg y el ganador de la anterior edición del certamen, Marcos Gisbert.

El galardón está dotado con 4.000 euros, la publicación de la obra en la serie editorial de la Fundación SGAE y su dramatización dentro del Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas. La obra ha sido escogida entre un total de 86 textos presentados a concurso.

El autor ha comentado que recibe el Premio LAM 2020 «en medio de varias noticias que he leído y que recibo con desolación. Por un lado, un niño de once años que ha tenido que ser operado en Cartagena porque, en su instituto, otro chaval le asestó una paliza llamándole ‘marica’. Por otro lado, la detención en Palma de Mallorca de un sujeto, por llamarle algo, que se lió a puñetazos con dos chicos a los que había visto besarse en la terraza de un bar porque, según su argumento, ‘merecían un castigo’. Resulta tan doloroso que la tarea de escribir es, para mí, reparadora. Me hago la siguiente pregunta: ¿A qué espera este país para aprobar una ley integral LGTBI?».

Sobre la obra premiada: ‘Afuera están los perros’ 

En la sinopsis de Afuera están los perros, una actriz de gran reputación recibe la llamada de un amigo actor al que no veía desde diez años atrás. En el pasado habían trabajado juntos en una serie de películas, y el público en general pensaba que eran pareja. En realidad, ella tenía una relación sentimental con otra mujer, ya fallecida, pero cuyo recuerdo permanece muy vívido. Aquel amor nunca trascendió y la llamada de este viejo amigo hará que la protagonista se plantee divulgar quién es, con quién compartió su vida, a quién quiso realmente.

En palabras del autor, «es un texto entregado a la tarea de la palabra, como epicentro del relato. En la obra, los temas claves tienen que ver con la necesidad de ser ejemplarizantes, de mostrarnos y nombrar, en lugar de levantar fosos disuasorios alrededor de nuestras identidades. Hay en la pieza una metáfora muy importante en torno a la idea de ganarles la carrera a los intolerantes, a los censores, a los neo inquisidores de la política ultra y, sobre todo, a quienes esperan y desean del colectivo LGTBI+ una respuesta silenciosa, tal vez discreta, aceptablemente neutra».

Dice Suárez Lema que Afuera están los perros es «una apelación a la auto revelación, al poderoso efecto de la irradiación y al poder transformador de un modelo. Debemos aumentar nuestros modelos de referencia como auténticas armas de empoderamiento. Si no mostramos el humo, ¿quién se va a creer el incendio? La protagonista toma una de las decisiones más importantes de su vida: no va a dejar que, a sus casi setenta años, le impongan cómo debe sentir. Frente a la abdicación, la aceptación. Con todas sus consecuencias. La visibilización es perentoria, crucial. Hay dolor, pero introduzco en el texto la dosis necesaria de reparación, la dosis necesaria de esperanza».

Sobre el autor: Francisco Javier Suárez Lema

Nacido en Corcubión (A Coruña) en 1979 y actualmente residente en Madrid, Francisco Javier Suárez Lema es psicólogo y dramaturgo, pero, por encima de todo, apasionado del mundo del guion y el teatro. Con menos de una década escribiendo para la escena, su recorrido es importante: entre sus obras, Siveria fue distinguida con una Mención de Honor en el Premio LAM (2015); Gertrude Stein no es el nombre de un piano ganó el Premio Internacional Iberescena (2016); Arde ya la yedra recogió el prestigioso Premio Born entre más de 250 aspirantes (2017); y 165 canciones fue seleccionada para el Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas (2018).

Cinco de sus textos han sido publicados por diversas editoriales y traducidos a francés o a japonés. Y, para 2021, se espera el estreno teatral de tres de sus obras: Siveria (K Producciones en el Teatro Español de Madrid); La langosta no se ha posado (Maror Producciones en el Teatro Principal de Alicante); y Arde ya la yedra (Festival Territorio Violeta). A todo lo anterior hay que sumar, ahora, el Premio LAM por Afuera están los perros (2020).

El Premio LAM

El Premio LAM, certamen teatral organizado por la Fundación SGAE con la colaboración de la Asociación Visible, busca estimular y normalizar la presencia del colectivo LGTBIQ+ en la creación teatral contemporánea en todos los idiomas oficiales del Estado español, apoyando de este modo su visibilización e igualdad de derechos.

El premio lleva el nombre del escritor y periodista riojano Leopoldo Alas Mínguez, fallecido en Madrid en 2008; un reconocido intelectual y hombre comprometido con el activismo y la cultura LGTBIQ+.  

Los textos premiados son publicados por la Fundación SGAE y se presentan en el Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas.

Anteriormente, resultaron ganadoras las siguientes obras: De hombre a hombre (Mariano Moro, 2007); Levante (Carmen Losa, 2008); La playa de los perros destrozados (Nacho de Diego, 2009); Clift (Acantilado) (Alberto Conejero, 2010); Beca y Eva dicen que se quieren (Juan Luis Mira, 2011); El año que se rompió mi corazón (Iñigo Guardamino, 2012); Eudy (Itziar Pascual, 2013); La tarde muerta (Alberto de Casso, 2014); Alimento para mastines (Javier Sahuquillo, 2015); El océano contra las rocas (Sergio Martínez Vila, 2016); El suelo que sostiene a Hande (Paco Gámez, 2017); Eloy y el mañana (Iñigo Guardamino, 2018); y La armonía de las esferas (Marcos Gisbert, 2019).

El próximo 17 de noviembre, el Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas representará en Madrid el anterior ganador del Premio LAM: La armonía de las esferas de Marcos Gisbert.

Beatriz Bergamín dirigirá a Ángeles Martín y a Sergio Otegui en esta historia de un músico de jazz que, habiendo nacido con sexo femenino, ejerció su carrera como hombre.

Se pondrá en escena en la Sala Berlanga de Madrid (C/Andrés Mellado, 53), y las entradas están disponibles en el propio recinto y en entradas.com (Precio: 3,50 euros).

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario