La sección española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha solicitado al Gobierno de España, autoridades locales y mandos policiales de todos los puertos canarios y peninsulares que dejen a los fotógrafos y cámaras hacer su trabajo y apliquen la máxima transparencia a la información sobre el rescate de migrantes y refugiados.

«Hay una forma muy sutil de lograr que una información molesta deje de darse: poner todas las trabas posibles, hasta que el periodista desiste. No se trata de prohibiciones o censuras escandalosas, pero sí de un entorpecimiento constante que acaba logrando que un tema se cubra de forma deficiente», afirma el presidente de RSF España, Alfonso Armada.

RSF se hace eco de las protestas de fotógrafos que intentaban hacer su trabajo de retratar la realidad de la llegada de inmigrantes en embarcaciones en las Islas Canarias.

Entre estos reporteros, se encontraba el fotógrafo responsable editorial para España y Portugal de Associated Press (AP), Emilio Morenatti, quien recibió el premio Agustín Merello de la Comunicación que otorga la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC), por su labor informativa en el año 2012.

También criticaron esta situación el fotógrafo y premio Pulitzer Javier Bauluz, el periodista local y colaborador de la agencia Efe Ángel Medina, así como el periodista colaborador de la agencia Reuters Borja Suárez.

Actualmente, cada vez son menos las embarcaciones con migrantes que cruzan el Estrecho de Gibraltar o el mar de Alborán hacia Andalucía. El cierre de esta vía ha hecho que las travesías se deriven hacia las Islas Canarias, una ruta mucho más peligrosa y mortal.

Lo ocurrido con los impedimentos a los reporteros gráficos no es nuevo. Así, el Colegio de Periodistas de Andalucía (CCPA) criticó en julio de 2018 las condiciones de la cobertura de la llegada de inmigrantes en Málaga y Almería, para poco después denunciar a la Delegación del Gobierno en Andalucía «las dificultades y obstáculos que encuentran los periodistas en la cobertura informativa de la llegada de personas inmigrantes a las costas andaluzas».

En las Jornadas sobre Inmigración y Medios de Comunicación, organizadas por el CPPA y celebradas en Cádiz en julio de 2018, y en las que participaron representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, oenegés, administraciones y periodistas directamente implicados en el tema, se puso de manifiesto la necesidad de mayor «colaboración y coordinación para trasladar una información adecuada a la ciudadanía, que huya de estereotipos, de la cosificación de las personas inmigrantes o que conviertan la noticia en un hecho insustancial ajeno a la dura realidad que afecta a estas personas».

No obstante, en diciembre de ese mismo año 2018, la llegada del buque ‘Open Arms’ al puerto de Crinavis, en la localidad gaditana de San Roque volvió a provocar las quejas de los profesionales de los medios por las dificultades para tomar imágenes y testimonios que permitieran ilustrar la información sobre la llegada de inmigrantes.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario