Alter ego. Juntos Alfonso Losa y Patricia Guerrero en el Teatro Villamarta de Jerez, en un proyecto deseado por ambos. Dos que necesariamente tenían que encontrarse. Dos que representan lo más genuino del baile flamenco de hoy. Dos que solo se parecen a sí mismos. Dos que marcan distancia. Dos que han hecho de la danza su razón de vivir. Dos que unidos han creado una obra maestra única, solo con precedentes en ellos mismos. Dos que marcarán historia en este Festival de Jerez. El Premio de la Crítica 2024 ya tiene dueño antes de votarse. Es la opción de este año.

Me dijo Alfonso Losa al final de la rueda de prensa de su presentación: Patricia tiene una visión escénica extraordinaria. Así es y así quedó demostrado. Los años de Patricia bajo la influencia de un director teatral como Juan Dolores Caballero le han transformado en la artista que domina a nivel de excelencia todos los recursos teatrales. La visión escénica total, como le reconoce su compañero de proyecto, un estudioso del arte de la danza, un indagador de sus propios recursos como bailaor/bailarín y coreógrafo, de las amplitudes a las que se puede llegar sin marcarse límites.

Tenían que encontrarse. Y en este Alter ego se han encontrado y serán historia en la Historia de la danza, del cante y la guitarra aplicados a un proyecto, formando parte de un conjunto escénico donde también tienen protagonismo la composición figurativa en escena, la iluminación y el sonido. La visión escénica total a nivel de excelencia.

Alter ego es heredero de espacios creativos, de distopías y deliranzas, pero también de la bella Otero. Es un paso más en el camino de la perfección, de la elegancia, de cuerpos gloriosos que se mueven a ratos, casi en la ingravidez del espacio exterior, que se compenetran y se unen hasta que dos ya no son dos, sino tres.

Los cantes de Ismael el Bola y Ángeles Toledano son, además de cantes, actuaciones acopladas a los ritmos que van marcando los bailes, o son los bailes los que siguen los ritmos de los cantes y la guitarra de Francisco Vinuesa. No son cantes insertados en un espectáculo de baile de raíz o de vanguardia o de la fusión de ambos, como vemos a menudo. Son cantes que con el baile viven un momento, actúan, que nunca serían lo mismo en un concierto de cante y toque. Ni siquiera son partes de un todo, porque en Alter ego, todo es el todo, ya sea por la Soleá de Triana del comienzo, o por la serrana o los romances, la caña o los abandolaos.

Cada bloque con su colocación en escena, siempre minimalista, nunca hay nada superfluo, el todo despojado de elementos inútiles, solo la hermosa y perfecta desnudez artística, la elegancia suprema, y la suma de todo lo que debe primar como premisa mayor en todo espectáculo de baile: La Belleza.

El todo al servicio final de la belleza, la belleza al servicio de la emoción, la emoción al servicio de unos lenguajes mucho más expresivos y descriptivos que la engañosa palabra, la danza como lenguaje universal que no precisa de traducciones, el lenguaje al servicio de la música, la música y la danza al servicio de la razón de vivir. De vivir con alegría. Inolvidable esa danza final de Patricia en la que convierte un abanico rojo en sujeto, no objeto de arte, en protagonista de ese todo que sabe prescindir de partes.

Qué bien han sabido trabajar juntos el bailaor madrileño y la bailaora albaicinera, bailaores/bailarines, coreógrafos, escenógrafos, artistas totales, que con este Alter ego han creado un hito que los coloca a distancia de todo lo demás. Juntos, han crecido, poniendo en común sus hallazgos anteriores, pero creando algo distinto, un paso o varios pasos hacia adelante, que es lo que ambos llevan haciendo a lo largo de sus carreras, sin repetirse jamás. Conscientes de que están haciendo historia.

Esto es en definitiva lo que le hace falta al flamenco para seguir navegando sin riesgos y con amor por este siglo veintiuno.

Teresa Fernández Herrera
Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Escribe aquí tu nombre