En los primeros seis meses de 2020 han fallecido 32 035 personas que se encontraban en las listas de espera de la Dependencia, según datos del Ministerio de Derechos Sociales hechos públicos por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Casi la mitad (el 48 por ciento) de los dependientes beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia (SADD) que fallecieron en este año vivían en residencias (46 542 residentes, 18 022 fallecidos más que el primer semestre del año pasado).

Como informan desde la asociación, de los 97 944 beneficiarios del SAAD fallecidos este año, al menos 28 520 tenían la prestación de residencias (un 29 por ciento) y unos 18 247 tenían una prestación vinculada al servicio residencial (19 por ciento), por lo que se observa un elevado impacto de la mortalidad en las residencias.

La citada asociación reclama al Gobierno incrementar de manera urgente, y sin esperar a los Presupuestos Generales del Estado, la financiación de la Dependencia, además de modificar la ley para permitir la compatibilidad de las prestaciones e incrementar las intensidades.

Consideran que el Ministerio de Derechos Sociales no incrementó ni en un solo euro la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia y que se está abandonando sin atenciones a las 392 526 personas dependientes que están a la espera de un procedimiento.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario