Facua-Consumidores en Acción urge al Gobierno a que incorpore a la legislación española la directiva europea que prohíbe los plásticos de un solo uso en la Unión Europea (UE), y que daba como plazo hasta este 3 de julio de 2021, con la excepción de algunos supuestos previstos en su artículo 17.

La Directiva (UE) 2019/904 de 5 de junio de 2019 sobre la reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente daba hasta este 3 de julio para que los Estados miembro de la UE incorporaran a sus ordenamientos jurídicos la prohibición de poner a la venta cualquier producto fabricado con plástico oxodegradable, con microesferas de menos de cinco milímetros, bastoncillos de algodón, cubiertos de plástico, platos, pajitas, palitos agitadores de bebidas, el palo de los globos, los recipientes de poliestireno expandido y los vasos de ese mismo material, entre otros.

El Gobierno español, sin embargo, aún no ha aprobado el proyecto de ley de residuos y suelos contaminados que incluye esta directiva. A pesar de esto, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico confirmó en una nota informativa que «dichas restricciones a la entrada en el mercado y las obligaciones de marcado entrarán en vigor a partir del 3 de julio de 2021».

Facua advierte de que, independientemente de lo que traslade el Ministerio, sin la incorporación en el ordenamiento jurídico nacional las empresas no estarán obligadas a cumplir dichas prohibiciones y no se podrá sancionarlas si no lo hacen, ya que las directivas europeas no son de aplicación directa en los Estados miembro.

Así, el artículo 14 de la directiva, referida a sanciones, recoge que «los Estados miembro establecerán el régimen de sanciones aplicables a cualquier infracción de las disposiciones nacionales adoptadas al amparo de la presente Directiva y adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar su ejecución». Esto es, se delega la creación de un régimen sancionador a la aprobación de una normativa nacional.

Tres años para incorporar la directiva

La asociación critica que el Gobierno haya agotado el plazo de tres años para incorporar la directiva europea sin haber aprobado una normativa que adapte su contenido, para garantizar así que la prohibición de venta de plásticos de un sólo uso entre en vigor desde el primer día.

La futura ley que incorporará esta directiva ha comenzado esta semana la etapa de escuchar a los sectores y no comenzará hasta después del verano su fase de ponencia. Así, no estará aprobada, «como pronto», hasta Navidad, pero muy previsiblemente hasta la primavera de 2022, según explicó a Europa Press la semana pasada el presidente de la Comisión para la Transición Ecológica del Congreso y diputado de Unidas Podemos Juan López de Uralde.

Facua recuerda que no se trata de la primera ocasión en que vence el plazo de incorporación de una directiva europea sin que España haya incorporado su contenido al ordenamiento jurídico nacional, lo que la ha llevado incluso a ser sancionada por la Comisión Europea. En 2018, Bruselas amenazó con multar hasta 95 millones de euros a España por no incorporar la directiva europea de hipotecas a tiempo. En aquel año, el Gobierno acumulaba dieciséis directivas sin incorporar a la legislación española, pese a haberse cumplido su plazo.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario