El Parlamento de Navarra inauguró el lunes 21 de febrero la exposición ‘Bubisher. Bibliotecas de los campamentos de refugiados y refugiadas en Tinduf’ que permanecerá abierta hasta el 4 de marzo.

La muestra refleja la realidad del pueblo saharaui a través de un proyecto para fomentar la cultura y la enseñanza del castellano, segunda lengua oficial en la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) que este mes conmemora su 46º aniversario.

La exposición ‘Bubisher. Bibliotecas de los campamentos de refugiados y refugiadas en Tinduf’ está compuesta por trece paneles fotográficos, una jaima y utensilios propios de la cultura saharaui.

Permanecerá abierta al público en el Atrio de la sede de la Cámara en horario de 10 a 20 horas, de lunes a viernes, excepto los jueves.

Como es habitual, esta nueva exposición se enmarca en el programa Kultur Atrio, con el que desde febrero de 2016 el Parlamento navarro abre sus puertas y brinda su apoyo a las más diversas expresiones artísticas y divulgativas.

La exposición quiere otorgar visibilidad a la realidad del pueblo saharaui a través de los pormenores de un proyecto colaborativo tendente a fomentar la lectura y el deseo de aprender en medio de un entorno hostil a todos los niveles.

Desde 2008 gracias a este proyecto que recoge la exposición se han consolidado cinco bibliobuses (todas las wilayas) y cuatro bibliotecas públicas (falta solo El Aaiún).

En su apertura, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, señaló que se trata de difundir un proyecto con el que se pretende «reforzar la enseñanza del castellano, segunda lengua oficial después del hassania, y alimentar las ganas de aprender. Todo esto es posible desde 2008 gracias a una red de bibliotecas y bibliobuses».

Así las cosas y a la espera de que la «libertad que otorgan los libros encuentre algún día reflejo en la situación del pueblo saharaui», algo que no parece fácil a la vista de la «actitud bélica de Marruecos y el abandono de la comunidad internacional», subrayó la implicación del Parlamento navarro, que lleva años reconociendo y colaborando con la RASD, a la que ayuda por diferentes vías.

Hualde concluyó elogiando el quehacer de las asociaciones concernidas y deseando que la «buena suerte» que se le presume al pájaro del desierto, el bubisher, encuentre réplica en el pueblo saharaui.

El presidente del Intergrupo Parlamentario Paz y Libertad en el Sahara-Bakea eta Askatasuna Saharan, Carlos Mena, destacó el trabajo de la asociación Kabjak para «consolidar las bibliotecas y bibliobuses en los campos de refugiados, un lugar inhóspito en el que los libros constituyen grandes ventanales, sólidos refugios y alternativas reales a la soledad y la irrealidad».

La presidenta de la Asociación Saharako Kabiak-Nidos del Sahara, Maite Ramos, invitó a toda la sociedad navarra, en especial a la población escolar, a descubrir el Sahara Occidental desde las bibliotecas y bibliobuses de los campamentos de refugiados: «El bubisher es un vuelo de libertad a través de la lectura».

El secretario de la Asociación de Escritores por el Sahara-Bubisher, Eustaquio Lanillos, indicó que con esta exposición «buscamos divulgar por todo el estado el proyecto y, con él, el estado de la causa saharaui».

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Titulado en ajedrez por la UAH y UNED. Amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario