Evolución del trastero a un espacio auxiliar multifunción

0
1034

Hubo tiempos en que en los entornos urbanos, porque en los rurales existía el «desván», disponer de trastero era un requisito casi indispensable en cualquier promoción de viviendas, porque la acumulación de «trastos» está unida al progreso familiar, y quien más quien menos ha experimentado lo que cuesta desprenderse de un utensilio que nos ha facilitado o nos ha hecho más cómoda la vida.

Con la proliferación del automóvil, el garaje estuvo a punto de desplazar al trastero como complemento fundamental de la vivienda, pero la vida moderna, el cambio de pisos a apartamentos, a estudios o a «lofts», unido a la evolución de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ha venido acompañada de nuevas fórmulas de alquiler de trasteros para hacer el día a día más fácil, porque pueden adaptarse a múltiples circunstancia o necesidades y ya no se trata solo de «guardar trastos», sino de organizarnos mejor.

En este siglo veintiuno han cambiado muchas cosas en la forma de vida de las familias, en la tipología de las viviendas y en el ejercicio profesional, y la configuración y prestación de servicios de almacenaje se ha ido adaptando a esos cambios, especialmente en la necesidad de alquiler de trasteros puerta a puerta, porque no tenemos espacio suficiente para tenerlo todo a mano temporada a temporada, pero sí la necesidad de tenerlo todo disponible.

Al alquilar un trastero puerta a puerta en Madrid contaremos con un servicio de recogida y etiquetado de nuestras pertenencias con el que se creará un inventario online disponible en nuestros dispositivos electrónicos para recordar qué tenemos almacenado, que a su vez permitirá entregas o recogidas de aquello que necesitemos en un momento dado, contando con un espacio custodiado las veinticuatro horas al día que podrá ampliarse o reducirse según se produzcan recogidas adicionales o entregas parciales.

La nueva era de trasteros digitales ayuda a generar más espacio dentro de casa para poder usarla de forma más provechosa, y en Madrid es posible encontrar precios muy competitivos para un servicio cómodo, rápido y transparente, que no tenga «letras pequeñas» en el contrato y disponga de un equipo profesional que se encargue de cada una de las etapas del proceso, especialmente de las más duras o delicadas, y pueda asesorar ante cualquier circunstancia que pueda surgir.

La especifidad de Madrid

Madrid es una urbe que puede resultar antipática si no se cuenta con los servicios adecuados en calidad y seguridad, que la empresa debe tener asegurados.

En calidad para mantener un control de la temperatura y la humedad que garanticen unas condiciones de almacenamiento óptimas, y en seguridad para mantener unas instalaciones vigiladas las veinticuatro horas del día.

Las ubicaciones más buscadas actualmente para alquiler de trasteros en Madrid se producen en Arganzuela, Chamartín, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Moncloa- Aravaca, Retiro y Salamanca.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario