¿Estarán fascistas y dictadores «en el lado bueno de la Historia»?

Un escribano en la Corte

Hay políticos que han pasado  a la Historia por alguna frase que ha dejado huella en el devenir del tiempo. Así, el que fuera en su día alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, dijo en una ocasión: «El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla». Por su parte, el político norteamericano Henry Kissinger, quien fuera Secretario de Estado y gran conocedor de la política a nivel mundial, aseguró en su día: «El poder es el afrodisiaco más fuerte».

Entre explosiva y afrodisiaca, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pronunciado una frase que no sabemos si pasará a la Historia, pero que ha roto los esquemas de la concepción del comportamiento humano con esta perla cultivada de su cosecha y marca: «Cuando te llaman fascista estás en el lado bueno de la Historia». 

Estamos, según deducimos a través de Google, ante una persona muy culta, muy formada, además de gobernar una Comunidad próxima a los siete millones de personas. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid, periodista, educación en IESE Bussines Sholl e Instituto Séneca. Según la titulación académica, todo un portento. De ahí la sinrazón, o la cerrazón, de nuestra máxima autoridad comunitaria con semejantes salidas de tono. 

Porque partiendo de la teoría de Isabel Díaz Ayuso, cualquiera podría afirmar sin sonrojarse por ello que personajes de la catadura de Francisco Franco en España, Benito Mussolini en Italia, Adolfo Hitler en Alemania o Iósif Stalin en Rusia deberían estar conceptuados como políticos en el «lado bueno de la Historia», porque fueron tachados en su día de auténticos fascistas, dictadores que hoyaron la democracia allí donde gobernaron, pisaron. Y no lo dice un simple periodista, lo dicen historiadores, investigadores, profesores universitarios que han dedicado muchos años a documentarse. 

Claro que al parecer todo eso a la señora presidenta de la Comunidad de Madrid parece ser que se la trae al pairo. Ella va a lo suyo, y a la hora de liarla no se queda en las primeras ramas, porque lo suyo es buscar la confrontación per sé. Está en su perfecto derecho de sentirse «en el lado bueno de la Historia» por haber sido tachada de fascista, pero no debería insultar a la inteligencia, ni como presidenta de una Comunidad Autónoma en la que vivimos muchas personas, que respetamos el sistema democrático, ni como licenciada en la Facultad de Ciencias de la Información, en la que muchos clavamos codos durante cinco años para poder escribir un día con propiedad y respeto a los lectores.

Profesionalmente hablando, y respetando por supuesto sus variados títulos académicos, lo único que conozco de usted, colega, es que al parecer ha sido la responsable de la Web del perro Pecas, de su anterior jefa y mentora, la otrora presidenta de la CAM,  Esperanza Aguirre. Comunituy Manager, creo que se llama ahora a la cosa del perro. 

En otra ocasión, Díaz Ayuso ha pronunciado otra frase que es como para tentarse la ropa, por lo que pueda depararle a algunos en un futuro próximo, habida cuenta de que la susodicha es candadita por el Partido Popular de cara a las elecciones del próximo cuatro de mayo: «Socialismo o libertad», dijo usted hace días, siendo coreada la frase a continuación cual eslogan publicitario por los mandamases de Génova 13, con Pablo Casado a la cabeza.

¿Usted cree, señora presidenta, que se puede decir una barbaridad semejante? Habrase visto falta de respeto en una Comunidad Autónoma en la que se van a presentar diferentes candidaturas y en la que cada cual votará la que crea conveniente. Porque usted con ese eslogan está afirmando, de entrada, que el que vote diferente a sus postulados no están por la libertad, algo inimaginable en una persona que respeta la democracia.

Ahora, tras la irrupción de Pablo Iglesias en el ámbito local ha trocado usted el eslogan por «Comunismo o libertad», frase igualmente ofensiva, ya que habrá personas que voten a Podemos sin que por ello pongan en tela de juicio el respeto a la libertad de la que todos, usted incluida, gozamos en la Comunidad de Madrid. 

Preste usted atención, señora Ayuso, a las palabras del viejo profesor, y maneje el poder con cuidado, ya que puede acabar explotándole a través de su prosaica y dilatada verborrea. De momento, está usted instalada en el afrodisíaco del que hablaba el político norteamericano, que de eso sabía mucho. Buena alumna parece haberle salido al yanqui por esta Villa y Corte… 

@conradogranado. Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. He trabajado en la Secretaría de Comunicación e Imagen de UGT-Confederal. He colaborado en diversos medios de comunicación, como El País Semanal, Tiempo, Unión, Interviú, Sal y Pimienta, Madriz, Hoy, Diario 16 y otros. Tengo escritos hasta la fecha seis libros: «Memorias de un internado», «Todo sobre el tabaco: de Cristóbal Colón a Terenci Moix», «Lenguaje y comunicación», «Y los españoles emigraron», «Carne de casting: la vida de los otros actores», y «Memoria Histórica. Para que no se olvide». Soy actor. Pertenezco a la Unión de Actores y Actrices de Madrid, así como a AISGE (Actores, Intérpretes, Sociedad de Gestión).

Deja un comentario