El Consejo de Ministros ha autorizado la adquisición de treinta y un millones 555 469 dosis de vacunas desarrolladas por AstraZeneca contra la COVID-19, de las que, en principio, en España estarán disponibles tres millones a partir del próximo diciembre y, el resto, de forma progresiva, hasta el mes de junio.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado que este acuerdo concreta la participación de España en el contrato suscrito el pasado 27 agosto entre la Comisión Europea y esta empresa para comprar trescientos millones de vacunas para los Estados miembro.

La vacuna requiere dos dosis por inmunización, por lo que el número de inmunizaciones es la mitad de las dosis (quince millones 777 734 millones) y el coste total por inmunización es de 5,80 euros. De esta cantidad, 2,24 euros serán a cargo de la Comisión Europea y el resto, 3,56 euros, lo abonará cada Estado miembro. España prevé un desembolso inicial de 56 millones, que podría aumentar hasta los 76 si finalmente el coste de la vacuna superara las previsiones iniciales, una posibilidad que el contrato recoge de forma expresa, con un máximo de incremento del 20 por ciento.

Salvador Illa ha explicado que la vacuna está ahora mismo en la fase tres de los ensayos clínicos, que se hacen sobre quince millones de personas, y en proceso de revisión abierta por parte de la Agencia Europea del Medicamento. «Es muy importante resaltar que no se va a suministrar ninguna vacuna que no supere los requisitos de seguridad y de eficacia», ha asegurado.

Alerta ante la segunda ola de COVID-19 en España y Europa

El ministro ha afirmado que la segunda ola de coronavirus «es una realidad en toda Europa» con incidencias acumuladas de casos por cien mil habitantes en un periodo de catorce días «muy altas». Illa ha advertido, además, de que con la llegada del invierno se esperan «semanas muy duras».

Además, ha repasado los datos de Francia, con 400 casos acumulados por cien mil habitantes, Bélgica con 723, Países Bajos con 486 o Reino Unido con 310. En España, 310 es también la cifra media, y aunque haya diferencias entre territorios, la situación general «es preocupante», ha afirmado el ministro, quien ha instado a la ciudadanía a «no bajar la guardia y estar alerta».

El titular de Sanidad ha hecho hincapié en que las medidas esenciales para evitar la propagación del virus son la reducción de la movilidad y de los contactos entre personas, que deben sumarse a las básicas del lavado de manos frecuente, uso de la mascarilla, distanciamiento social de dos metros, la ventilación constante de espacios cerrados y la higiene personal y colectiva.

En la misma línea, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha afirmado que estamos en unas semanas decisivas en el control de la pandemia y ha transmitido un mensaje de responsabilidad para que prime la estabilidad en España y el interés general: «Es importante que todos cumplamos con nuestra responsabilidad en las materias que tenemos encomendadas, los gobiernos autonómicos, el Gobierno de España, las entidades locales y el conjunto de la ciudadanía».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario