Entre dos amaneceres, drama turco sobre los dilemas morales

«Entre dos amaneceres», la ópera prima del realizador de origen turco Selman Nacar, es un drama que tuvo su estreno en la sección Nuevos Directores del Festival de San Sebastián, un año después de ganar dos premios WIP Europa en la sección «work in progress» del encuentro vasco. Con posterioridad ha conseguido el Premio a la mejor película del año en el Festival del Film de Turin.

«Entre dos amaneceres[1]» (İki Şafak Arasinda), escrita y dirigida por Selman Nacar, es un thriller que narra un período de veinticuatro horas en la vida de un trabajador de la rama textil que ha sufrido un accidente, su familia, y del dueño de la fábrica y sus dos hijos, que comparten la dirección de la empresa.

Para evitar que alguno de ellos tenga que ir a la cárcel, el poco escrupuloso abogado de la familia sugiere que convenzan a la esposa de la víctima para que firme una declaración de renuncia de responsabilidad o, en su defecto, que uno de ellos asuma declararse culpable y abandone el país antes de que se dicta sentencia.

El relato pone el foco especialmente en Kadir (Mucahit Kocak, ‘Bozkit’), un joven «moderno» que habla inglés y se encarga de la gerencia del negocio, muy emocionado porque esa noche va a presentar a su novia Esma (Burcu Gölgedar, ‘Three Thousand Yeras of Longing’)  a la familia y en particular a su padre, quien ignora todo de sus relaciones y de su vida privada en general, porque ni siquiera sabe que fuma.

El enfoque actual que la pareja da a sus relaciones, y que se trasluce en sus conversaciones, choca frontalmente con la tradición en que se mueven ambas familias.

Sus planes se trastornan con el accidente, Kadir se compromete a informar a la familia del trabajador accidentado y a hacer todo lo posible por compensarles. A medida que se suceden los acontecimientos, Kadir siente que vacilan todos los valores que le han transmitido y sobre los que ha construido su vida hasta entonces, y que debe cambiarlos para pasar a ser parte de la solución. Además, al problema del trabajador accidentado se añade que la fábrica se encuentra en pérdida de liquidez y que, de no encontrar una solución en las siguientes veinticuatro horas –de ahí el título «Entre dos amaneceres» podría ir  a la ruina. 

Selman Nacar ha rodado esta película sobre la eterna lucha de clases y los dilemas morales en 2021, durante la pandemia, en la localidad de Usak, donde nació y que es, en resumen, una pincelada sobr la condición humana, la historia de un hombre que pierde el control de su vida.

  1.  «Entre dos amaneceres» se estrena en Madrid este viernes 15 de julio de 2022. 
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario