Los efectos de la música en la mejora del estado de ánimo y el comportamiento de enfermos de Alzheimer han sido ampliamente investigados, pero no existen estudios sobre el impacto que puede tener en la mejora de la memoria de estos pacientes.

Marco Calabria, investigador del Cognitive NeuroLab de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), liderará un estudio para analizar si, a través de la música, personas con Alzheimer y deterioro cognitivo pueden mejorar también la memoria.

El principal objetivo del estudio, llamado Efecto Mozart y memoria en pacientes con deterioro cognitivo (MEM-COG), es investigar si la música puede ser un medio que facilite o potencie el aprendizaje a personas con deterioro cognitivo (DCL) o enfermedad de Alzheimer (MI) leve.

Así mismo, investigará qué aspectos de la música son clave para establecer un beneficio cognitivo, es decir, qué tipo de música —relajante o una música que nos active— y en qué momento es más útil: por ejemplo, en la fase en que aprendemos una información nueva o en aquella en que recuperamos la información que hemos aprendido.

Como explica Calabria, que también es doctor en Psicobiología por la universidad italiana de Padua, «es importante diferenciar estos dos aspectos, dado que implican procesos de memoria distintos, y el estudio determinará en qué fase la música puede aportar más ventajas».

Actualmente ya existen estudios que indican que la exposición a la música puede aumentar el rendimiento en tareas de memoria, aprendizaje y atención, pero, como dice el investigador de la UOC, «la mayoría de los estudios se hicieron con gente sana y no sabemos si la música podría ser una herramienta complementaria para estimular cognitivamente a personas que padecen déficits de memoria. Estas enfermedades neurodegenerativas se caracterizan por dificultades al formar nuevas memorias y la música podría ser una herramienta para consolidar nuevos aprendizajes».

Música clásica, la más efectiva para la memoria

El estudio reclutará pacientes tanto del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau como del centro Singular Música & Alzheimer, especializado en rehabilitación y estimulación cognitiva de pacientes de Alzheimer por medio de la música.

En la primera fase, los pacientes harán tareas de memoria con música clásica de fondo. Tendrán que memorizar caras anónimas de personas y recordarlas después. Calabria explica que se utiliza música clásica porque es un tipo de música que se caracteriza por ser entre relajante y activante, que ha demostrado ser la más efectiva para potenciar la memoria.

Por otro lado, el hecho de que no tenga letra permite reducir la interferencia que puede producir la información verbal sobre el contenido que los participantes tendrán que aprender en la tarea de memoria, asegura el experto. También quiere utilizarse la misma metodología de estudios previos de este tipo llevados a cabo con personas sanas.

En la segunda fase, los investigadores usarán músicas conocidas por los pacientes —de la tradición popular— para observar si el hecho de que les gusten más puede potenciar los aspectos emocionales y, de este modo, generar más beneficios en la memoria.

El estudio se pondrá en marcha este año, dentro de pocas fechas.

Foto de portada: Andrea Piacquadio, en Pexels

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

Deja un comentario