Médicos del Mundo recuerda que la ocupación israelí expone al pueblo palestino a una crisis desde hace más de siete décadas, marcada por la violencia de los colonos israelíes, las demoliciones, los desplazamientos, las detenciones en Cisjordania y el bloqueo en Gaza.

La situación se ha deteriorado notoriamente durante este año, con la escalada de ataques del pasado agosto en Gaza y el aumento de la tensión en Cisjordania, donde 103 palestinos han sido asesinados desde principios de año y hasta el pasado 10 de octubre, la cifra más alta desde 2006.

Vivir en este contexto se ha cobrado un alto precio en la salud mental y el bienestar psicosocial de la población palestina. 

Estimaciones recientes del Centro Comunitario de Salud Mental de Gaza consideran que alrededor de un tercio de los palestinos necesitan intervenciones de salud mental, pero estos servicios son una de las áreas con menos dotación derecursos. Ante las condiciones políticas y sociales del territorio y la falta de políticas sanitarias y recursos para una salud mental integral, la población palestina se enfrenta a una emergencia de salud mental.   

Consecuencias de la ocupación israelí   

La población palestina sufre dolencias y enfermedades como consecuencia de la ocupación israelí y la falta de oportunidades.

Desde el punto de vista físico, los dolores de cabeza y de estómago son los signos más comunes. Por otro lado, el miedo, la ansiedad, la tristeza, la desesperación y la falta de seguridad son los signos emocionales más comunes. La situación a la que se enfrentan también repercute a nivel cognitivo, como la disminución o incapacidad de concentración por el trauma sufrido, independientemente de su intensidad o frecuencia, y en su comportamiento, por lo que tienden a aislarse, destaca el informa de AIDA y Médicos del Mundo No hay paz mental.  

«Esto es lo que te cansa cuando eres un anciano y los jóvenes colonos te empujan o no te permiten cruzar caminos o montañas, entonces te sientes en un asedio», explica Abu Ismael, líder de la comunidad beduina Duk Alfuka.  

Sin servicios de salud mental   

Médicos del Mundo, que trabaja con la población palestina desde 1995, señala la importancia de que el Ministerio de Sanidad palestino invierta en la prestación de servicios de salud mental, mediante la formación de los trabajadores sanitarios en esta materia, incluyendo habilidades y herramientas para la detección, el diagnóstico y la gestión de los trastornos mentales en la atención primaria.

«Es necesario acelerar la integración de la salud mental en todos los niveles de la atención sanitaria e invertir en el desarrollo de los recursos, tanto físicos como humanos, necesarios para la evaluación y el tratamiento de la salud mental», explica Simone Manfredi, coordinadora de Médicos del Mundo en los territorios ocupados palestinos. 

Además, como en el resto del mundo, es importante desestigmatizar los problemas de salud mental y reforzar el acceso a los servicios de salud mental y apoyo psicosocial, tanto dentro de la comunidad como con los proveedores de atención sanitaria.   

Como señala la OMS en su último informe, la salud mental debe tener el mismo valor y prioridad que la salud física. Es necesario intensificar el compromiso en todos los sectores, entendiendo su valor como un derecho humano básico y un contribuyente esencial a la salud pública y al desarrollo económico de la sociedad. Una mayor protección social y financiera, más investigación y la inclusión de las personas con problemas de salud mental en todos los aspectos de la sociedad son vitales para superar el estigma.   

Médicos del Mundo en Palestina   

Médicos del Mundo en Palestina tiene como objetivo apoyar el bienestar de la salud mental y el apoyo psicosocial de la población palestina a través de intervenciones directas tras incidentes relacionados con la ocupación, así como apoyar a los proveedores de servicios para mejorar la calidad de estos servicios.  

Da respuesta a incidentes relacionados con la ocupación. Por ello, Médicos del Mundo ha estado proporcionando intervenciones de emergencia en materia de salud mental y psicosocial tras incidentes críticos. Por ejemplo, entre junio de 2021 y octubre de 2022, más de ocho mil palestinos recibieron apoyo psicosocial y de salud mental en toda Cisjordania.  

Con el fin de reforzar la prestación de servicios de salud mental y apoyo psicosocial por parte del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Educación, Médicos del Mundo ha apoyado el desarrollo de capacidades del personal sanitario y ha respaldado la elaboración y aplicación de protocolos, ha rehabilitado instalaciones y ha apoyado con medicamentos para garantizar la continuidad de los tratamientos.

Del mismo modo, profesores, trabajadores sociales y unidades centrales de asesoramiento han recibido formación y supervisión para mejorar la atención a los niñas, niños y adolescentes. 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario