CCOO reclama salarios dignos y no propinas para las plantillas de la hostelería, ante la negociación del próximo convenio colectivo sectorial en Madrid, en la que el sindicato negociará que las cifras de facturación del sector se traduzcan en recuperación del poder adquisitivo perdido en 2021 y 2022 por el impacto de la inflación.

Se pedirán por ello incrementos salariales significativos en la negociación del nuevo convenio, que dignifiquen el trabajo en la hostelería, «huyendo de lugares comunes sobre la falta de profesionales -que solo faltan donde se ofertan condiciones inaceptables o fraudulentas- o sobre las propinas, que no generan derechos, sino desigualdad e incertidumbre».

La negociación del Convenio Colectivo del sector de Hostelería y Actividades Turísticas de la Comunidad de Madrid se inicia en enero de 2023, y según los registros de afiliación media a la Seguridad Social a noviembre de 2022, al menos 196.523 personas asalariadas se verán afectadas directamente por las condiciones de trabajo que recoja el Convenio.

Para CCOO es urgente que se acometa de manera seria los incrementos salariales regulados en convenio, más en el marco de inflación y pérdida de poder adquisitivo que sufren los sueldos vigentes al 31 de diciembre de 2022.

Además, sostienen que en ningún caso el salario puede depender de un acto voluntario y voluble como son las propinas, que además, en la mayoría de los casos, se reparten de manera arbitraria e injusta, excluyendo de su participación a categorías que forman parte del servicio.

Las propinas no generan derechos, sino desigualdad e incertidumbre.

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2022, el 73 por ciento de la contratación es a tiempo completo, mientras que el 27 por ciento es a tiempo parcial. Además, hacer horas extraordinarias de manera generalizada, no siempre reconocidas, o el cambio de turnos de manera imprevista, provocan que la posibilidad de conciliación de la vida laboral y personal sea prácticamente imposible, a lo que se agrega las repercusiones negativas para la salud de las personas que trabajan en el sector.

Por tanto, indica CCOO, la calidad de la contratación, el control de las jornadas y la remuneración deben ser esenciales en la negociación que se avecina.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en noviembre de 2022 los precios en la Hostelería de Madrid han experimentado un crecimiento del 6,9 por ciento en tasa interanual respecto a noviembre de 2021. De manera paralela, en julio de 2022 la cifra de negocio aumentó un 28,7 por ciento respecto a julio de 2021.

CCOO deduce de estas cifras que hay un margen evidente para mejorar las condiciones de trabajo en un sector que en la Comunidad de Madrid no es estacional, y que forma parte del 78 por ciento del peso que supone el sector servicios en la actividad económica.

Para CCOO, los datos de empleo y contratación en Madrid «siguen contradiciendo la «serpiente de verano» sobre la falta de personal en la hostelería y evidenciando que donde falta personal es donde se ofertan condiciones inaceptables o fraudulentas».

Y exige al conjunto de agentes del sector hostelero que se comprometan con el próximo convenio: «Las condiciones de trabajo que nos permiten construir el presente y el futuro, una vida digna, deben corresponder a la regulación en el Convenio Colectivo, no al azar».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario