La plantilla del servicio de limpieza de dependencias municipales (lotes 2 y 3) del Ayuntamiento de Torrelodones está compuesta por diecinueve personas, contratadas por la empresa DLR, adjudicataria del servicio, y llevan sin cobrar sus nominas desde el mes de agosto, sufriendo una situación de extrema gravedad y vulnerabilidad para sus familias.

Por todo ello, este miércoles 11 de enero 2023 ha dado comienzo una huelga indefinida, que ha tenido un seguimiento del cien por cien, informa CCOO Madrid.

Como apoyo a la huelga, la plantilla acudirá a la sede del Ayuntamiento de Torrelodones todos los días, de 11:00 a 13:00 horas, hasta que se solucione su situación.

La plantilla se siente abandonada por el ayuntamiento para el que limpian y la empresa adjudicataria del servicio –DLR- está desaparecida (ni siquiera ha comunicado los servicios mínimos). Ven como el consistorio compra material para la limpieza, pero el abono de sus nóminas no llega.

Por ello, durante la concentración de este miércoles, algunas trabajadoras proclamaban «Alcalde no compres más lejía si tengo la tripa vacía».

Desde CCOO del Hábitat Madrid se lleva requiriendo al ayuntamiento celeridad a la hora de solucionar el problema. Incluso se le ha instado a que se haga responsable subsidiario de las trabajadoras o ejecute el aval del contrato por vía judicial si fuese necesario, para que las trabajadoras puedan cobrar cuanto antes, ya que la situación es de extrema urgencia, porque es fácil imaginar qué supone que no cobrar las últimas cinco nóminas.

En otros lugares de la Comunidad de Madrid donde la empresa DLR prestaba servicios, se ha recurrido a la empresa pública Tragsa, bajo encomienda de la Administración, para que se haga cargo del servicio de manera temporal mientras se desarrolla un procedimiento de urgencia para la adjudicación del servicio a una nueva empresa.

Según CCOO, solo el Ayuntamiento de Torrelodones, en toda la Comunidad de Madrid, ha sido incapaz de encontrar una solución. Se desconoce la causa del retraso, pero su falta de diligencia está alargando el sufrimiento de estas trabajadoras y de sus familias, que subsisten gracias a las ayudas de familiares y amigos en el mejor de los casos.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

1 COMENTARIO

Deja un comentario