En los círculos empresariales cada vez se habla más del término gacela, pero pocos tienen claro cuáles son las características de este tipo de empresas y, mucho menos, saben cómo identificarlas.

El símil con el animal está muy bien elegido porque ambas son ágiles, pequeñas y corren mucho. Las empresas gacela tienen un crecimiento constante, rápido y superior a la media, tanto en facturación como en creación de empleo. En definitiva, el sueño de todo aquel emprendedor que está pensando en llevar a cabo una idea empresarial.

España ha perdido un 26 por ciento de sus empresas gacela durante la pandemia. De acuerdo con la información mercantil procesada por Insight View *, España cerró el último ejercicio con 354 gacelas. Se trata de compañías que, a pesar de tener menos de cinco años de vida, han logrado generar más de diez mil empleos y facturar por encima del medio millón de euros acumulando crecimientos anuales superiores al 20 por ciento en los tres últimos ejercicios.

El estudio de las empresas gacela permite detectar los clusters donde se concentran las empresas jóvenes de rápido crecimiento. La caída del número de estas empresas en la información mercantil, que se inició a finales de 2019, se ha visto acelerada durante el confinamiento por la enorme dificultad que ha supuesto mantener crecimientos superiores al 20 por ciento durante la pandemia.

A tenor de los datos suministrados por Insight View, la actividad de las empresas gacela se dispersa en 148 diferentes CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) de actividad.

En 2020 se registró un cambio significativo en la composición sectorial, dominada a finales de 2019 por el transporte de mercancías por carretera (10,8 por ciento de las empresas), construcción de edificios residenciales (6,5 por ciento) y restaurantes (3,8 por ciento).

Los sectores actuales

Sin embargo, la pandemia lo ha cambiado. Así, el peso de la edificación residencial (7,3 por ciento de las empresas) gana casi un punto en 2020, mientras que transporte de mercancías por carretera (5,9 por ciento) pierde casi cinco y los restaurantes (0,9 por ciento) desaparecen de entre los diez principales CNAE de actividades.

En este momento ganan relevancia CNAE la consultoría informática (2,5´por ciento de las empresas), los servicios relacionados con las TIC (2 por ciento) o la programación (1,7 por ciento). El rápido crecimiento de estas empresas no es siempre sinónimo de salud financiera. De acuerdo con el análisis de Iberinform, sociedad filial de Crédito y Caución, el 7,6 por ciento de las empresas gacela presenta un elevado riesgo de impago.  

Por comunidades autónomas, Madrid cuenta con 72 empresas gacela (20,3 por ciento del total). Le siguen en importancia las 59 de Andalucía (16,7 por ciento del total), las 53 de la Comunidad Valenciana (15 por ciento) y las 50 de Cataluña (14,1 por ciento). 

Las compañías españolas de este tipo se han creado mayoritariamente con la forma jurídica de sociedad limitada (97,5 por ciento), que exige una menor aportación de capital inicial. Un 2,5 por ciento ha alcanzado la dimensión de gran empresa, aunque el 82,2 por ciento mantiene el de pequeña empresa. Entre todas ellas contabilizan cerca de 12.300 empleos, con una facturación conjunta que supera los 2350 millones de euros.

*solución de analítica avanzada con información de empresas y autónomos de todo el mundo para que las áreas de finanzas, riesgos, marketing, ventas, compras y logística puedan identificar oportunidades de negocio y minimizar sus riesgos comerciales.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

Deja un comentario