El número de personas ocupadas en España se incrementó en el tercer trimestre del año 220 en 569 600 personas, lo que supone un aumento del 3,06 por ciento, y lleva la cifra total de ocupados a 19 millones 176 900, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, se ha iniciado la recuperación gradual del empleo perdido en la primera mitad del año como consecuencia de los efectos que la pandemia de COVID-19 está teniendo sobre la economía. En este trimestre se ha recuperado más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior, informa La Moncloa.

Este proceso se ha producido en paralelo a la incorporación a sus puestos de trabajo de cerca del 80 por ciento de las personas que estaban en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El número total de horas efectivas trabajadas, tras el descenso del 22,59 por ciento registrado en el segundo trimestre, también se recupera de forma relevante, con una subida del 15,1 por ciento.

Según la EPA, más del diez por ciento de los ocupados trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, lo que supone un retroceso sobre el 16,2 por ciento del segundo trimestre.

En términos interanuales, se produce una caída del número de ocupados de 697 500 personas, el -3,51 por ciento, amortiguándose el impacto respecto al descenso de más del seis por ciento y un millón 74 mil ocupados que se registraba en el trimestre anterior.

El final de las medidas de limitación de la movilidad permite el retorno a la normalidad en la búsqueda de empleo y eso eleva en 924 600 el número de personas que se declaran activas.

La normalización del mercado de trabajo permite igualmente valorar el impacto del shock en términos de desempleo. El número de desempleados crece en el trimestre en 355 mil personas, frente a la evolución contenida en el segundo trimestre, lo que eleva la tasa de paro hasta el 16,26 por ciento.

Ocupación

En el tercer trimestre el incremento de la ocupación es generalizado en todos los sectores, salvo Agricultura, que experimenta un descenso de 32 300 ocupados. El mayor incremento se produce en el sector Servicios, con 476 300 personas más trabajando, seguido de Construcción, con 80 300, e Industria, con 45 400.

En términos interanuales, la ocupación se redujo en todos los sectores, especialmente en Servicios, con una reducción de 533 600 e Industria, con 128 100 ocupados menos.

El incremento de la ocupación en el tercer trimestre es generalizado en todas las Comunidades Autónomas, a excepción de Canarias y la Ciudad Autónoma de Ceuta. Los mayores aumentos de empleo se dieron en Cataluña, con 96 400 ocupados más, seguida de la Comunidad Valenciana, con 81 800, y Andalucía con 76 200.

En el último año se ha producido un descenso de la ocupación en todas las Comunidades Autónomas, a excepción de la Región de Murcia. Las comunidades que más reducen su ocupación son Cataluña, con 138 500 menos, Andalucía con 115 600 menos y la Comunidad de Madrid con, 90 800 ocupados menos.

El incremento de la ocupación en el tercer trimestre se concentra en los trabajadores con contrato temporal, con 422 900 ocupados más, frente a los 158 300 con contrato indefinido. No obstante, en términos interanuales la mayor pérdida de ocupados se concentra en los trabajadores temporales.

El incremento de la ocupación en el trimestre ha beneficiado más a los hombres, con 320 800 ocupados más, que a las mujeres, con un incremento de 248 900. En términos interanuales la caída es de 370 300 ocupados en el caso de los hombres y de 327 100 en el de las mujeres.

Desempleo

El mantenimiento de las medidas de flexibilización y el apoyo público a los ERTEs permite seguir amortiguando el impacto de esta crisis en términos de desempleo. La tasa de paro está en el 16,26 por ciento, con una subida de 0,93 puntos en el trimestre y de 2,34 puntos en términos interanuales. En el trimestre, el número de parados sube en 355 mil personas, mientras que en los últimos doce meses lo hace en 508 500.

Por sectores, el desempleo se incrementa este trimestre en Agricultura, con 39 700 parados más y en Servicios, con 21 300 más. Sube también entre quienes perdieron su empleo hace un año y entre quienes buscan su primer trabajo. Disminuye, por el contrario, en Industria, con 31 800 desempleados menos y Construcción, con 12 300 menos.

En términos anuales, el sector Servicios concentra la mayor subida del paro, con 415 700 desempleados más.

Por Comunidades Autónomas, en el tercer trimestre sube el paro en todas ellas, a excepción de Islas Baleares, donde se reduce en 9200 personas. Los mayores incrementos se producen en Andalucía, con 143 800 parados más, Canarias, con 47 800, y Cataluña, con 33 600.

En términos anuales, el paro se incrementa en prácticamente todas las comunidades, salvo Asturias, con una reducción de 2300 personas, y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, con 1100 y mil parados menos, respectivamente. Los mayores incrementos se producen en la Comunidad de Madrid, con 105 mil parados más, seguida de Cataluña, con 84 500, y la Comunidad Valenciana, con 83 100.

El número de desempleados se incrementa en el trimestre en 90 300 entre los hombres y en 264 700 en el caso de las mujeres, que tienen una mayor representación en las actividades que están viendo más afectadas por la pandemia. De esta forma, la tasa de paro femenina se sitúa en el 18,39 por ciento, superior en cuatro puntos a la masculina.

En términos interanuales, el número de parados sube de forma similar, 256 900 entre los hombres y 251 600 entre las mujeres.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario