La CGT informa de que este 13 de julio 2021 la dirección de la multinacional ‘Emergia’, de la Corporación Financiera Valora, le ha comunicado la intención de ejecutar antes del 15 de agosto 426 despidos objetivos, mediante la tramitación de un expediente de regulación de empleo (ere) por causas productivas y organizativas, motivado en la supuesta desaparición del servicio de Vodafone denominado ‘Loyalty’.

Esta medida, indican desde CGT, afectará fundamentalmente al centro de Córdoba, donde 296 personas se quedarán sin trabajo, y al centro de Madrid, con unas 126 personas. Además, asegura la CGT, la empresa ha introducido «artificialmente» a Barcelona en este ERE, un centro donde sólo quieren despedir como máximo a cuatro personas que además no venían prestando este servicio.

Desde CGT consideran que esta decisión contraviene el criterio mantenido por la Audiencia Nacional y la jurisprudencia del Tribunal Supremo respecto a la indisponibilidad de los umbrales cuantitativos fijados por el Art. 51 del Estatuto de los Trabajadores, además, carece de justificación desde una perspectiva productiva u organizativa, al no concurrir tales causas en el centro de trabajo de Barcelona.

Sin embargo, ‘Emergia’ ha decidido sobredimensionar el perímetro del despido colectivo para distorsionar así la correlación de fuerzas de los sindicatos. En este sentido, CGT ha sido la única organización sindical que en el día de ayer dejó claro que no cabe que la empresa opte libremente entre acometer un despido colectivo en sitios donde no hay causa para ello, e insistió en que es algo que está fuera de su competencia y decisión.

Para la CGT este despido colectivo debe negociarse con las organizaciones sindicales presentes en los centros de Córdoba y de Madrid, tanto por la causa alegada como por la intensidad de la afectación, y lo que ‘Emergia’ pretende «en un palmario abuso de derecho, es en realidad un fraude de ley recogido en el apartado 6.4 del Código Civil».

Por lo demás, explican desde CGT, la empresa fundamenta esta medida en una comunicación ad hoc de un folio por parte de Vodafone.

Para la CGT esta medida obedece únicamente a un intento de la empresa de destruir trabajo estable para, en poco tiempo, volver a contratar a centenares de personas con contratos temporales y anuncia que va a «estudiar la documentación aportada y pedirá la intervención de la Autoridad Laboral ante este atropello».

La dirección de la compañía ha convocado la primera reunión del período de consultas para el lunes 19 de julio, en la que participará la dirección de Recursos Humanos y de Relaciones Laborales de la multinacional de Contact Center asesorada por un importante bufete de abogados y de otra parte los sindicatos CGT, CCOO, UGT, SAT, TUSI y COS.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario