El traductor del libro Gambito de Dama afirma que la adaptación a la serie televisiva «es muy buena»

La serie ‘Gambito de Dama’, vista por 64 millones de personas en todo el mundo, está basada en un libro del escritor estadounidense Walter Tevis (1928-1984). La obra se encuentra en España como ‘Gambito de Reina’ –edición de Alamut- publicada en 2013 y ahora ‘Gambito de Dama’ –edición de Alfaguara- aparecida en enero de 2021.

De momento, lleva en España unas ventas de más de diez mil ejemplares. En Estados Unidos incrementó sus ventas en un seiscientos por ciento. De los siete libros que escribió Tevis, tres fueron llevados al cine, ‘El buscavidas’ (1959), ‘El hombre que cayó en la tierra’ (1976) y ‘El color del dinero’ (1984).

Lo que no ha cambiado en ambas ediciones es el traductor, Rafael Marín Trechera (Cádiz, 1959). Además de traductor, es escritor, profesor y guionista de comics. Ha publicado treinta libros, entre ellos, varios estudios y ensayos sobre historietas.

También ha traducido más de un centenar de obras, de todo tipo, en diferentes editoriales. De hecho, en 2003 recibió el premio al mejor traductor europeo de ciencia ficción y en diciembre de 2019 el premio Gabriel por su labor y contribución a la literatura de ciencia-ficción, fantasía y terror. Ha sido propuesto para que la próxima Feria del Libro 2021 de su ciudad natal sea dedicada a su figura y extensa obra.

Aunque la traducción se llevó a cabo años atrás Marín contestó a nuestro cuestionario.

Rafael Marín con una de sus recientes libros del que es autor, ‘Don Juan’
Rafael Marín con una de sus recientes libros del que es autor, ‘Don Juan’

Pregunta: ¿Conocía previamente la obra del autor, Walter Tevis?

Rafael Marín: Sí. Ya había traducido para la misma editorial dos excelentes obras suyas más conocidas: El buscavidas y El color del dinero.

P: El libro se tradujo en 2013 en la editorial Alamut ¿qué recuerda de esa traducción? ¿Fue especialmente complicada por los términos ajedrecísticos u otra causa?

RM: No fue especialmente complicada. El estilo de Tevis es sencillo, y no reviste muchas complicaciones estilísticas. Los términos de ajedrez… pues gracias a internet, se pueden encontrar solución a la terminología y las jugadas.

P: ¿Imaginaba que el libro que estaba traduciendo entonces iba a grabarse años después como serie con el tremendo éxito mundial que ha tenido? ¿Era un secreto que explotó? como dicen ahora algunos.

RM: Me extrañaba que, siendo el autor de dos éxitos cinematográficos, y nada menos que con Paul Newman y Tom Cruise, no se hubiera llevado al cine Gambito… Con lo cual, cuando vi que hacían la serie, solo pude pensar: ¡Ya era hora!.

P: A todo esto, no sé si ha visto la serie, ¿cree que es fidedigna con la obra de Tevis?

RM: Es muy fidedigna. Quizá la novela es más dura, las adicciones son más fuertes: en el libro se siente mejor la desorientación y la resaca. Beth Harmon no tiene el glamur ni es tan atractiva en el libro como lo es Anya Taylor-Joy. Pero la adaptación es muy buena.

P: Cómo valora que esta serie haya puesto al ajedrez en una referencia mundial y haya hecho mucho más por el noble juego que la propia Federación Internacional o el propio campeón del mundo, Magnus Carlsen ¿Qué atractivo, considera, tiene el libro, para que haya tenido este éxito mundial y enganchado al público en numerosos países?

RM: La serie juega con muchos elementos a su favor: empoderamiento femenino, época que permite el lucimiento de los ambientes y vestidos. Personajes magníficos. Es lógico que despierte deseos en mucha gente de aprender a jugar al ajedrez. ¡Esa escena final es maravillosa!

P: Un cronista televisivo se jactaba de que antes de ver la serie no sabía que era un gambito ¿usted lo sabía antes de la traducción? ¿Jugaba o juega al ajedrez? Si juega, ¿prefiere o utiliza el gambito de dama u otra apertura? ¿Sigue el ajedrez, tiene algún jugador preferido o que, por cualquier motivo, le llame la atención?

RM: Sí, lo sabía. Juego al ajedrez… pero mal, claro. No tengo paciencia. Me matan a la reina, curiosamente y ya estoy perdido. Mi salida es la típica P4R y pare usted de contar. Juego mejor a las damas.

P: Esta es la pregunta del millón, el original es ‘The Queen’s Gambit’, en la primera traducción, el título era Gambito de Reina pero tras la serie y, por cuestiones claramente comerciales, Alfaguara lo cambia por Gambito de Dama. Además, en otros países la traducción es diferente, por ejemplo ‘El juego de la dama’ en francés, ‘La reina del ajedrez’ en Italia ó también ‘Gambito de Reina’ en portugués. Como traductor ¿qué palabra considera más adecuada y fidedigna con el autor y el título, Reina o Dama?

R: Creo que el problema está en el término gambito, que no se ajusta necesariamente a la terminología ajedrecística, ni a lo que significa en la novela y la serie. Tuvimos muchas dudas, en la primera edición, a la hora del título. La reina es reina o dama. Y aunque ahora se ha popularizado «gambito de dama» en mis exploraciones por internet vi que también se llamaba «gambito de reina». Por no confundir con el juego de las damas, y porque Beth es «reina del juego» por derecho propio, nos decantamos por «gambito de reina».

P: El libro, 36 años después de la muerte del autor ha sido un auténtico superventas en Estados Unidos y en muchos países ¿qué reflexión le merece? ¿Ha tenido alguna experiencia similar con alguna otra obra que haya traducido?

RM: Bueno, he tenido la suerte de traducir casi toda la saga de Ender de Orson Scott Card, y en más de doscientos libros alguno se ha llevado al cine. Pero yo solo soy un facilitador, el mérito es de los autores.

P: Por cierto, usted es experto en comics, ¿Se imagina la obra llevada al cómic?

RM: No creo que funcionara demasiado bien. Y visualmente sería muy pesada ver a dos personajes sentados delante de un tablero.



Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario