El Teatro Real de Madrid reabre con La Traviata

0
60
Teatro Real Traviata JUL2020
Teatro Real, equipo directivo e intérpretes de La Traviata. JUL2020

En una reapertura muy especial, el Teatro Real de Madrid ofrecerá veintisiete funciones de la ópera de Giuseppe Verdi «La Traviata» entre los días 1 y 29 de julio, con aforo limitado y un complejo protocolo de seguridad sanitaria.

La Traviata es una de la operas más representadas a nivel mundial, y es la ópera donde Verdi se aleja del tema épico para tratar las relaciones humanas, en un marco de realismo dramático y donde la música expresa el sentimiento de los personajes. Se considera a la Traviata como la última ópera de su período medio y está basada en la novela «La dama de las camelias» (1852) de Alejandro Dumas hijo, novela inspirada, a su vez, en un hecho real con la cortesana parisina Alphonsine Plessis.

Aunque el estreno de la ópera, en 1853 en Venecia, con el nombre de La Traviata (La extraviada), fue un fracaso, cuando se repuso más tarde fue aceptada y un éxito el estreno mundial en Madrid en 1855, antes de Londres y Nueva York, en el Teatro Real. Vuelve así ahora al recinto que le diera respaldo internacional cuando se estrenó, en una versión en tiempos de pandemia.

La opera contará con cuatro distintos repartos en la interpretación del trío protagonista: como Violeta, las sopranos Marina Rebeka, Ruth Iniesta, Ekaterina Bakanova, Lana Kos y Lisette Oropesa; como Alfredo Germont, los tenores Michael Fabiano, Iván Magri, Matthew Polenzani e Ismael Jordi; y como Giorgio Germont, los barítonos Artur Rucinski, Nicolás Alaimo, Luis Cansino y Javier Franco.

Debido a las restricciones de movilidad provocadas por la crisis del coronavirus tanto en España como en los diversos países de procedencia de los cantantes (Estados Unidos, Austria, Croacia, Italia, Letonia y Polonia), los ensayos han comenzado el 19 de junio de 2020 con todos los solistas, con excepción de la soprano Lisette Oropesa, quien llegará a Madrid el 13 de julio para participar en las funciones finales de la ópera.

Nicola Luisotti, gran experto verdiano y director musical invitado del Teatro Real, será el director de veintiuna funciones, alternándose con Luis Méndez Chávez, quien dirigirá seis funciones.

Luis Castaldi -asistente de Willy Decker en la producción de La Traviata que estaba inicialmente prevista- es el responsable del concepto escénico de la ópera, que se presentará en versión de concierto semiescenificado, con elementos de utillería, sastrería y caracterización del Teatro Real.

Partiendo de la distancia de seguridad, Castaldi ha concebido una escenografía marcada por un reticulado de dos por dos metros dibujados en el suelo y proyectados sobre los muros del escenario, «aprisionando» escatológicamente a los personajes en sus espacios limitados. Para unificar la propuesta dramatúrgica sin un diseño previo de vestuario ni tiempo material para confeccionarlo, Castaldi ha optado por crear una atmósfera vintage, de mediados del siglo veinte, en la que se utilizará vestuario del Teatro Real y de los propios intérpretes.

Junto a los solistas actuaran el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la dirección de Nicola Luisotti, quien dirigirá su quinto título verdiano en este teatro.

En el foso, con su máxima dimensión de 140 metros cuadrados, estará la orquesta con la plantilla completa de la partitura para interpretación de La Traviata:

56 músicos tocaran con mascarillas, atril individual y con 1,5 metros de distancia entre ellos. Los instrumentistas de viento tendrán paneles de metacrilato colocados de manera estratégica delante de sus instrumentos. Sobre el escenario tocará la banda interna con dieciséis profesores. Para que los músicos puedan tener jornadas de descanso entre las veintisiete funciones, la Orquesta Titular del Teatro Real se desdoblará en dos tocando cada formación por períodos de tres días consecutivos.

El Coro titular del Teatro Real, con 51 cantantes, interpretará la opera sobre tarimas, lo que permitirá la optimización del sonido, pese a la seguridad de 2 metros entre sus miembros.

La Traviata se presentará, en este contexto pandémico, en un esfuerzo único y precursor del Teatro Real. Tendrá menos ensayos de los normales pero igualmente detallados y con una propuesta escénica adaptada a las circunstancias.

Todo el espectáculo, incluyendo al público, se hará respetando escrupulosamente las directrices de las autoridades sanitarias del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, hay que recalcar el esfuerzo de la empresa Telefónica, mecenas principal tecnológico del Teatro Real, que impulsa su desarrollo digital y la mejor conectividad para optimizar la experiencia de los aficionados a la ópera en todos los canales digitales del Teatro.

Asimismo, se llevarán a cabo actividades paralelas en relación con el espectáculo operístico:

  • 7 y 8 de julio a las 18.30 en la Fundación SGAE, Sala Berlanga, se proyectarán dos filmes: «Yo soy la Juani» de Bigas Luna y «Nadie quiere la noche» de Isabel Coixet.
  • 1 al 31 de julio en el Museo del Romanticismo se expondrá una maravillosa edición ilustrada en 1857 de «La dama de las camelias», la novela de Alejandro Dumas.
  • A partir del 10 de julio en el Museo Lazaro Galdiano se ofrecerá al público del Teatro Real la posibilidad de descargarse un podcast exclusivo donde conocerá historias y leyendas de mujeres que, como la protagonista de La Traviata, lucharon contra el destino. Se puede solicitar el código de descarga a: [email protected]

Tuve ocasión de ver la versión bellista de Zeferelli y, en el Teatro Colón de Buenos Aires, la especial interpretación de Ana Moffo; para los conocedores la versión en el teatro de Lisboa de Portugal con María Callas y Alfredo Kraus fue una de las más memorables.

Estamos seguros de que esta versión será igualmente memorable en cuanto inaugura una nueva concepción operística en tiempos de Corona Virus.

Deja un comentario