Eva Martínez Borrega, la concejala de Más Madrid en Leganés que hace una semana denunció a su compañero de partido Fran Muñoz en comisaría por presuntos malos tratos psicológicos y violencia de genero, ha dimitido como miembro del equipo de gobierno del ayuntamiento de Leganés.

Martínez permanecerá en el pleno municipal como concejal portavoz de su partido en el consistorio, una vez que su compañero de candidatura ha sido suspendido de militancia y Más Madrid le ha pedido su renuncia al acta de concejal.

Las razones esgrimidas por la dimisionaria incrementan la presión sobre Santiago Llorente, alcalde de Leganés por el PSOE, quien una semana después de hacerse públicos los hechos no se ha pronunciado salvo para considerar el supuesto acoso como un «asunto privado». 

La decisión de Santiago Llorente de ponerse de perfil ante el caso ha causado una profunda decepción. «No puedo dejar de señalar el dolor y la decepción que me causa la equidistancia e inacción del máximo representante del Partido Socialista en Leganés, Santiago Llorente, con el que hoy me he reunido para ofrecerle la oportunidad de rectificar, y que pertenece a un partido que públicamente manifiesta su solidaridad con las víctimas y su preocupación ante la violencia machista y que, sin embargo, no  ha sabido estar a la altura exponiéndome a una situación de desprotección y obligándome a tomar esta decisión para garantizar mi seguridad y no compartir espacios con la parte denunciada», sostiene Eva Martínez.

En el comunicado en el que anuncia su dimisión, Eva Martínez afirma que ayer mismo recibió una nueva notificación informando de que la jueza, que denegó la petición de orden de alejamiento, sí encuentra indicios suficientes para investigar maltrato psicológico, vejaciones e injurias contra ella, por lo que será el Juzgado de Violencia de Género quien investigue estos hechos.

La respuesta de Santiago Llorente ha sido un comunicado del Ayuntamiento de Leganés, en el que el PSOE anuncia la ruptura del Pacto de Gobierno con Leganemos y avanza su intención de gobernar en solitario.

Mientras tanto, el debate en torno a la denuncia por malos tratos se ha ido extendiendo en los ámbitos políticos de Leganés, que especulaban con el futuro de los protagonistas y daban por muerto un equipo de gobierno con dos personas tan profundamente enfrentadas como Fran Muñoz y Eva Martínez.

Finalmente, parece haberse impuesto la prisa sobre la necesidad de Santiago Llorente de buscar nuevos aliados para mantener la gobernabilidad ante la desaparición política de Fran Muñoz y Eva Martínez. Ambos concejales, que fueron pareja hasta hace dos años, han dejado de ser un apoyo estable y los tres concejales de Ciudadanos que reforzaban el equipo de gobierno desde fuera no están en condiciones de prestar mucho apoyo desde un partido en descomposición. Serán cada día y cada tema los que determinen los aliados de Llorente para gestionar un municipio de casi doscientos mil habitantes. El PSOE dispone de diez concejales frente a los veintisiete que componen el consistorio.

Queda por conocer cuál será la reacción de Más Madrid ante la ruptura del pacto por parte del PSOE, que alude en su comunicado a «problemas internos» y «diferencias entre los ediles de Leganemos que están afectando al consistorio leganense» en distintos aspectos de la gestión municipal.

Periodista. He desarrollado la mayor parte de mi carrera profesional en TVE, en tareas informativas y de investigación periodística, en el ámbito estatal y en centros territoriales. Acumulo experiencia en información local desde 1980 y colaboro en lo posible con el movimiento asociativo y vecinal de Leganés.

Deja un comentario