Este miércoles 2 de septiembre de 2020, el Juzgado de Primera Instancia número uno perteneciente a A Coruña resolvió la demanda que había interpuesto la Abogacía del Estado con respecto a la propiedad del Pazo de Meirás atribuida a la familia del exdictador, y los nietos quedan obligados a devolver el inmueble.

Ubicado en el municipio gallego de Sada, que cuenta con alrededor de quince mil habitantes, la residencia era el lugar habitual de la familia Franco en la época estival.

Tras la demanda y el juicio celebrado el pasado julio, dos meses después la jueza ha dado la razón al Estado, Ayuntamientos de Sada y A Coruña, Xunta de Galicia y Diputación Provincial, entidades que participaron en la demanda.

De este modo, los seis nietos quedan obligados a devolver el inmueble como herederos, aunque tienen derecho a recurrir a la sentencia de 400 páginas.

La resolución argumenta que la donación de la propiedad se hizo a Francisco Franco como jefe de Estado y no a título particular, por lo que se considera patrimonio público y no privado como sostenían los familiares.

Los demandantes deberán esperar ahora el plazo del que disponen los nietos herederos de Franco para recurrir ante la Audiencia Provincial en A Coruña la sentencia desfavorable.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario