La Inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ha requerido al Ayuntamiento de Móstoles la subsanación inmediata en algunos casos y de un mes como máximo en otros, de deficiencias denunciadas el pasado mes de abril por el Sindicato de Bomberos de CSIT Unión Profesional, en el Parque de Bomberos del municipio, instalación que se encuentra en situación de «caótica».

El Sindicato de Bomberos señala que «en los más de veinte años de historia del sindicato profesional, nunca habíamos visto un requerimiento tan duro contra una administración».

La presencia de ratas e insectos, camiones averiados con más de veinte años, EPI´s descatalogados sin mantenimiento y sin piezas de reposición, torre de entrenamiento que debería estar inutilizada por falta de mantenimiento, son algunos ejemplos de los problemas que tienen los profesionales municipales.

El sindicato achaca esta situación a los incumplimientos y dejación de la actual Corporación Municipal, presidida por Noelia Posse Gómez (PSOE).

Esplica que hace seis años que se iniciaron los trámites para la integración del Servicio Municipal de Bomberos en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, pero no fue hasta noviembre del 2020 cuando se aprobó por unanimidad de los Grupos Políticos en el pleno Municipal la solicitud al Gobierno regional. 

Esta solicitud de integración fue aprobada por el 82 por ciento de la Plantilla en un referéndum que estaba sujeto a unos compromisos concretos como era la integración efectiva el 1 de enero del 2022. Esta fecha a día de hoy, es prácticamente imposible que se cumpla por lo que las condiciones han cambiado y los trabajadores se guardan el derecho a exigir una nueva votación.

Los Bomberos de Móstoles exigen que se cumplan los compromisos alcanzados y las promesas hechas por actual Gobierno municipal, explican que durante meses han aguantado una situación insostenible debido al incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales porque en unos meses se iban a subsanar sus problemas al pasar a formar parte del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, tal y como hizo en 2020 el Municipio de Leganés, pero ante el retraso que está sufriendo dicha integración, exigen «que se cumpla de forma inmediata el requerimiento del Ministerio de Trabajo en su totalidad con un riesgo real del cierre del centro de trabajo».

Agregan que como profesionales de la emergencia «nuestra única preocupación es poder ofrecer el mejor servicio posible a los ciudadanos y en la situación actual, desgraciadamente, ni la seguridad de los bomberos y en consecuencia de los ciudadanos, está garantizada».

E instan tanto a la Administración Municipal como la Autonómica, a que se pongan de acuerdo cuanto antes para concluir este proceso.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario