El Parlamento Europeo (PE) urge a las autoridades marroquíes a respetar la libertad de expresión y la libertad de los medios de comunicación y a garantizar a los periodistas encarcelados un juicio justo con todas las garantías procesales. Los eurodiputados piden la liberación provisional inmediata de Omar Radi (en la imagen), Sulaiman Raisuni y Taufik Buachrine, así como que se ponga fin al acoso a todos los periodistas, sus abogados y sus familias.

El texto aprobado este 19 de enero 2023 menciona el caso del español Ignacio Cembrero y otros como él, que han sido puestos bajo vigilancia digital, han sufrido intimidación y acoso judicial y en algunos casos han sido condenados a largas penas de prisión.

Con 356 votos a favor, 32 en contra y 42 abstenciones, la Cámara denuncia el uso indebido de las acusaciones de agresión sexual con el fin de disuadir a los periodistas de desempeñar sus funciones.

Rabat debe interrumpir la vigilancia de los periodistas, también a través del programa espía Pegasus, señalan los eurodiputados, que piden a los Estados miembros que dejen de exportar tecnología de vigilancia a Marruecos, en cumplimiento del Reglamento sobre productos de doble uso.

La UE y los Estados miembros deben seguir planteando ante las autoridades marroquíes los casos de periodistas y presos de conciencia detenidos, y utilizar su influencia para lograr mejoras concretas en la situación de los derechos humanos en Marruecos, señala el PE.

El pleno hace constar, por último, su «profunda preocupación por las acusaciones de que las autoridades marroquíes han corrompido a diputados al Parlamento Europeo» y pide que se apliquen a los representantes de Marruecos las mismas medidas que en el caso de los representantes de Qatar.

Deja un comentario