A finales de marzo se iniciaban las obras para dotar al Hospital de Fuenlabrada, en Madrid, de una nueva instalación sanitaria para atender a pacientes con coronavirus.

Apenas una semana después, este pasado jueves 2 de abril de 2020, el nuevo hospital de campaña ya ha comenzado a funcionar con un total de 60 camas.

La instalación, conectada al propio edificio del Hospital de Fuenlabrada, cuenta con unos 750 metros y está dotada con todos los medios que se requieren para la correcta atención de los pacientes, y con prestaciones similares a una planta de hospitalización.

«Los pacientes que van a ingresar en este hospital de campaña son los no críticos, con el fin de liberar espacios en la zona de urgencias», apuntan desde el hospital.

Teniendo en cuenta, por tanto, la necesidad de espacio adicional que se necesita y tratando de «aliviar la presión del hospital», se han instalado tres controles de enfermeria, una sala polivalente y varios puestos de acceso informático a la Historia clínica del paciente.

Además, el nuevo hospital dispone también de climatización, instalación eléctrica y dos depósitos de mil litros de oxígeno.

El Ayuntamiento y el Hospital, unidos

«Este hospital de campaña ampliará aún más la capacidad de respuesta a nuestros pacientes, que hasta ahora ha sido satisfactoria desde el inicio, al haber incrementado en más de 200 camas la hospitalización y disponer de más de 45 de UCI. Todo ello se ha logrado gracias al esfuerzo y unión de los profesionales del hospital», ha apuntado Gema Sarmiento, directora gerente suplente del hospital.

Así mismo, para el Ayuntamiento de Fuenlabrada, la prioridad ha sido y es «afrontar la emergencia sanitaria y ayudar a nuestro hospital, en todo lo posible, a atender a nuestros vecinos y vecinas».

En ese sentido, creyeron que la mejor forma de hacerlo era poniendo todos los recursos municipales necesarios para construir ese hospital de campaña «ya que eso va a permitir ganar hasta 60 camas de hospitalización para enfermos de COVID-19», ha explicado Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada.

Mi madre nunca me lo ha confesado, pero yo estoy segura de que la primera palabra que pronuncié siendo bebé fue « ¿Por qué? » Años más tarde, en el colegio, los profesores me apodaron la niña de las tres preguntas y, desde entonces, tuve bastante claro que lo mío era la comunicación.

Deja un comentario