La nueva normalidad Coronavírica consiste en robotizarse y no morir en el intento. Parece que consistiera en no sentir y no pensar por cuenta propia. ¿Dónde quedan las necesidades básicas de las personas?

Se compra por internet, se habla por internet, nos “comunicamos” por internet, hay quienes se divierten y entretienen por internet… el problema está en tener o no tener dinero. Antes del coronavirus, ya venía diciendo que se tenían tantos derechos humanos como se pudiesen comprar. Hoy las cosas han cambiado, pues lo que parece adivinarse es que se quiere que “desaparezca” lo humano.

TENGO HAMBRE

No es lo mismo oler y comer 
que el mirar te llegue a saciar. 
Sin dinero no se puede estar 
y mucho menos ser.

El poder pretende sustituir el sentir por cuenta propia, 
para colocarnos a tiempo completo en la inopia.

He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

Deja un comentario