El Consejo de Ministros ha aprobado hoy en segunda vuelta el Anteproyecto de Ley que consolida la Equidad, Universalidad y Cohesión del Sistema Nacional de Salud en España, una ley que «nace para ampliar y devolver a la ciudadanía derechos que gobiernos anteriores habían suprimido», informa el Ministerio de Sanidad.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado en rueda de prensa que esta norma emana del cumplimiento del programa del Gobierno para garantizar la equidad, la cohesión y la universalidad del Servicio Nacional de Salud (SNS).

«La pandemia por COVID nos ha dejado muchas lecciones, una de ellas, la importancia de lo público, en todos los ámbitos, también en el sanitario. Porque, los sistemas sanitarios públicos son garantes de vida, actúan como motor económico y constituyen uno de los pilares del Estado de Bienestar», ha remarcado la ministra.

Esta medida forma parte del Componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y recoge dieciséis propuestas de resolución del Dictamen para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados.

Además, supone la modificación de varias leyes sanitarias entre las que las que se encuentran la Ley 14/86, General de Sanidad y la Ley 16/2003, de Cohesión y Calidad del SNS.

La norma aprobada hoy tiene entre sus objetivos blindar la sanidad pública identificando como modelo la gestión directa del SNS. Es decir, aquella que se presta a través de las administraciones públicas; de entidades que conforman el sector público institucional estatal, autonómico y local; o mediante la creación de consorcios. Es decir, a partir de centros cuya titularidad es cien por cien pública.

Adicionalmente, se establecen las excepciones que habilitan la gestión indirecta bajo una visión complementaria y de apoyo y nunca sustitutoria. En consecuencia, para poder gestionar de forma indirecta, las administraciones públicas deberán justificar y motivar el cumplimiento de criterios como la utilización óptima de sus recursos sanitarios propios, la insuficiencia de medios propios para dar respuesta a los servicios y prestaciones y la necesidad de recurrir a fórmulas diferentes a la de gestión pública directa. Estos criterios se pondrán en común en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Copagos

«El Gobierno ha ido eliminado progresivamente los copagos farmacéuticos en colectivos como las personas perceptoras del IMV, pensionistas con rentas más bajas, menores con discapacidad reconocida y a personas de rentas bajas por hijo a cargo. Unos seis millones de personas. Este anteproyecto de Ley de Equidad elimina, también, el copago ortoprotésico a estos colectivos», ha explicado Darias.

Otra de las novedades de esta norma es que se recupera la Cartera Común de Servicios única, que incluye las prestaciones de salud pública y establece las garantías necesarias para que no puedan introducirse nuevos copagos sanitarios.

Además, esta ley busca «no dejar a nadie atrás», por ello, se amplía el derecho a la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos a personas ascendientes reagrupadas por su hija o hijo titular del derecho a la asistencia sanitaria en el SNS que estén a su cargo y siempre que no exista un tercero obligado al pago de dicha asistencia; personas españolas de origen y residentes en el exterior durante sus desplazamientos temporales al territorio español y sus familiares. También, se eleva este derecho a solicitantes de protección internacional, a solicitantes y beneficiarias de protección temporal y a víctimas de trata de seres humanos o de explotación sexual.

Asimismo, se garantiza la homogeneidad en la efectividad del derecho a la protección a la salud a las personas no registradas ni autorizadas como residentes en España. Para ello se elimina la necesidad de informe social y se establece que la asistencia se prestará con cargo a los fondos públicos desde el momento de la presentación de la solicitud.

La norma también introduce algunos cambios para evitar interpretaciones heterogéneas, para implementar la visión de salud en todas las políticas y para dar voz a los distintos agentes como asociaciones de pacientes o sociedades científicas, entre otras novedades.

Salud bucodental

El Consejo de Ministros ha aprobado también el Plan para la Ampliación de la Cartera Común de Servicios de Salud Bucodental en el SNS; un programa dotado con más de 44 millones de euros, provenientes de fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Más de siete millones de personas en España se verán beneficiadas por este programa dirigido, prioritariamente a población infantojuvenil (de entre cero y cinco años; y de seis y catorce años), embarazadas, personas con discapacidad intelectual, personas con discapacidad limitante de la movilidad de miembros superiores y personas diagnosticadas de procesos oncológicos del territorio cervicofacial.

La ampliación de la Cartera Común de Servicios de Salud Bucodental incluye medidas preventivas más eficaces, sencillas y seguras, como los barnices de flúor de alta concentración, los selladores de fosas y fisuras que impiden la aparición de las caries y las limpiezas de boca. También se incluyen los tratamientos odontológicos más necesarios y habituales en la población infantil, como los empastes en la dentición definitiva, los tratamientos no agresivos en los dientes de leche o las reconstrucciones y endodoncias ante traumatismos y malformaciones, adaptándolos a su edad, desde el nacimiento hasta los catorce años.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario