El Gobierno moviliza doscientos mil millones de euros por el coronavirus

Pedro Sánchez se compromete a reforzar la investigación para prevenir futuras crisis y reforzar la sanidad pública, con el fin de garantizar los recursos necesarios para combatirlas

2
30
Pedro Sánchez el 17 de marzo de 2020
Pedro Sánchez el 17 de marzo de 2020

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha informado este 17 de marzo de 2020 de que el Consejo de Ministros ha aprobado movilizar recursos públicos por doscientos mil millones de euros para implementar medidas de salud, económicas y sociales, que permitan combatir la pandemia del coronavirus y sus repercusiones en España, y ha señalado que todos los españoles «tenemos el deber de comportarnos con responsabilidad social y cumplir las reglas}.

Pedro Sánchez ha recordado, para justificar estas medidas, que nos encontramos ante un desafío global con pocas certezas, que obliga a las administraciones públicas a adoptar las medidas que sean necesarias para paliar sus efectos sobre la economía y las familias.

Sobre la epidemia ha dicho que «el primer logro sanitario será doblegar la curva y frenar los contagios», el segundo hito será «cuando las altas superen a los contactos» y el tercero «cuando los contagios caigan en picado».

Y ha repetido una frase que viene utilizando en todas las comparecencias que ha protagonizado estos días: «se hará todo lo necesario, cuando sea preciso y donde haga falta para doblegar la curva de propagación de la pandemia en España».

Frente económico y social

Sobre el paquete de medidas económicas y sociales ha añadido que se trata de configurar un escudo económico y social para proteger al empleo y las empresas, con el objetivo de «que nadie quede atrás» y para frenar la caída en la producción y el empleo: «se pretende una caída y recuperación en ‘V’ y no en ‘L’» ha concretado.

Sobre los doscientos mil millones de euros ha indicado que «117 000 serán de titularidad pública y el resto privada» y se destinan a prestar apoyo a las familias, a los trabajadores, a los empresarios y trabajadores autónomos, y a la investigación contra el Covid-19.

Para ayuda a las familias se destinan seiscientos millones de euros, que se aplicarán a prestaciones de asistencia a la dependencia y personas vulnerables, para garantizar suministros de agua y energía, telecomunicaciones y ayudas al alquiler.

Las entidades financieras tendrán que facilitar moratorias en la amortización de hipotecas a las personas que vean aminorados sus ingresos y, en el caso de inquilinos, se tomarán medidas para que nadie sea desahuciado.

En el ámbito del empleo, la dotación económica se destinará a mantener la economía familiar de los asalariados, a facilitar la adaptación de horarios para la conciliación familiar, reconvertir trabajo presencial en teletrabajo y financiar ajustes temporales de empleo (ERTE), que serán considerados ahora como de «fuerza mayor», adjudicando prestaciones por desempleo a trabajadores y autónomos aunque no cuenten con las cotizaciones exigibles actualmente.

El objetivo, ha concretado Pedro Sánchez, es que no se produzcan despidos.

La cuantía destinada a las empresas se dedicará a dotarlas de la liquidez necesaria en situación de crisis, a la financiación de las exportaciones, reestructuración de créditos ya concedidos a la agricultura, a promover la digitalización, la investigación y el desarrollo. También se revisará la legislación de inversiones extranjeras con el fin de evitar la compra de empresas que hayan perdido valor por esta crisis.

De forma complementaria, se abre una línea especial de avales por cien mil millones de euros para facilitar la financiación de las empresas con recursos ajenos.

Investigación científica

En el ámbito de la investigación contra el Covid-19, entidades como el CSIC y el Instituto Carlos Tercero recibirán una aportación especial de cien millones de euros, y se destinarán otros treinta millones «para fomentar la investigación contra el virus».

Y ha reforzado su argumentación anterior al señalar que España se enfrenta a una crisis temporal que exige medidas temporales, en la que la sociedad civil debe complementar las medidas y recursos públicos con los que se puedan aportar desde el ámbito privado, porque «todos debemos facilitar a los demás el adaptarnos a estos tiempos difíciles», como pueden ser las posibilidades de flexibilidad de los arrendadores a los arrendatarios que se vean en dificultades para pagar los alquileres.

El presidente ha agregado que el Consejo de Ministros ha reforzado algunas medidas decretadas en el estado de alarma, como son el limitar la circulación por las playas o contemplar la peluquería como prestaciones a domicilio, o la vigilancia para que se respete el principio de que todas las actividades personales serán siempre de manera individual.

Y ha concluido afirmando que estamos en una fase de tomar decisiones, y que «al concluir esta batalla examinaremos los errores cometidos; todos hemos cometido errores»

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

2 Comentarios

Deja un comentario