«El falsificador de pasaportes» de Maggie Peren: drama sobre uno de los aspectos menos conocidos del Holocausto

Basada en la novela del mismo título de Cioma Schönhaus, la película «El falsificador de pasaportes» es un relato autobiográfico publicado en 2004 y traducido al inglés como The Forgen (título original del filme)  que narra la historia de este personaje judío cuando, durante la Segunda Guerra mundial, tenía veintiún años y  una gran maestría como dibujante y grafista, y se dedicó a salvar vidas –incluyendo la suya- falsificando pasaportes en el Berlín de las deportaciones y los bombardeos.  

Escrita y dirigida por Maggie Peren (Boda sin fin), «El falsificador de pasaportes[1]» es un thriller dramático clásico,  interpretada por el joven actor Louis Hofmann (Dark, La lección de alemán). 

1942. Cioma Schönhaus, un judío rubio, guapo y encantador, tiene la desgracia de haber nacido en la Alemania nazi. Sus padres y su abuela han sido deportados y enviados al este, mientras que él permanece en la casa familiar de Berlín gracias a una «excepción» temporal debida a su trabajo en una industria «esencial» para la fabricación de armamento. 

Cuando se queda sin trabajo, porque llega tarde, se esconde tras la identidad de un oficial de marina, acude a locales nocturnos y conoce a una joven de la que se enamora. Finalmente, acude a una oferta de trabajo alternativo, que en realidad consiste en falsificar cientos de pasaportes lo que por una parte le resulta un desafío, incluso divertido, y por otra colma sus aspiraciones, tanto éticas como estéticas, en un Berlín donde se mezclan decadencia y depresión. A cambio, recibe vales de racionamiento con los que sobreviven él, sus amigos e incluso una vecina chantajista que acaba vendiendo todo lo que había en el apartamento de la familia Schönhaus.

En realidad, el caso de Cioma Schönhaus no es  una excepción. Están documentados hasta siete mil casos de judíos que consiguieron salvarse de la deportación y el Holocausto escondiéndose tras falsas identidades arias, en muchos casos utilizando pasaportes de personas fallecidas: de ellos, solamente sobrevivieron mil setecientos. En el caso que nos ocupa, cuando la Gestapo le andaba pisando los talones en el invierno de 1943, el protagonista de esta historia huyó de Berlín a Suiza, en bicicleta y con el pasaporte que él mismo había fabricado. 

La realizadora Maggie Peren, quien «se ha propuesto hacer algo poco visto en las películas que hablan de los supervivientes del Holocausto:  celebrar la fuerza vital exuberante de un ingenioso camaleón que se niega a convertirse en víctima», explica que «la historia de Cioma Schönhaus es la historia de una persona que se rebela contra la estigmatización. El régimen del terror está presente, pero, lo vemos a través de los ojos de Cioma como vemos todo lo que sucede a través de sus ojos. Lo más difícil como director fue hacer justicia a la ligereza de la novela y al mismo tiempo contar cómo la gente odiaba a los judíos como algo natural, pensando que, después de todo, eran personas amables y agradables. Era importante para mí crear conciencia de que el racismo no surge de la nada. Las raíces son profundas en nuestra sociedad y la historia de Cioma en su enorme ligereza tiene, sin embargo, o simplemente por eso, el poder de rastrear la profundidad de esas raíces».

La vida y trayectoria del judío Cioma Schönhaus, fallecido en 2015, a los 92 años en Suiza, formó parte del docudrama «Los invisibles», realizado en 2017 por Claus Rafle, basado en los relatos entrelazados de cuatro adolescentes berlineses que sobrevivieron a la guerra.

  1. «El falsificador de pasaportes» se estrena en las pantallas de Madrid el viernes 13 de enero de 2023
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario