El Parlamento Europeo ha expresado su solidaridad con los Estados miembros afectados por los ataques híbridos bielorrusos y plantea llevar al régimen de Lukashenko ante la justicia internacional.

En una resolución del pleno, la Cámara expresa su «firme solidaridad» con Lituania, Polonia y Letonia, así como con otros Estados miembros de la Unión en el punto de mira del régimen bielorruso y condena enérgicamente la instrumentalización de seres humanos por parte del régimen de Lukashenko con fines políticos.

La estrategia bielorrusa de dirigir migrantes y solicitantes de asilo hacia territorio europeo ha llevado a la detención de cientos de personas y se han producido también muertes. El patrocinio estatal de los cruces ilegales en las fronteras exteriores de la Unión, junto con una campaña de desinformación, constituye «una forma de guerra híbrida destinada a intimidar y desestabilizar a la Unión», agrega la resolución.

Los eurodiputados piden a los Estados miembros y a la UE que aborden urgentemente la crisis pluridimensional en la frontera con Bielorrusia, que ayuden a los migrantes atrapados en las fronteras de la Unión con Bielorrusia y que les presten el apoyo necesario.

El régimen bielorruso ante la justicia internacional

El texto insta a estudiar la posibilidad de llevar el caso de Bielorrusia ante la Corte Internacional de Justicia por los crímenes a gran escala contra los ciudadanos del país, sobre la base de las violaciones del Convenio de Chicago, del Convenio de Montreal y de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura cometidas por el régimen.

Los eurodiputados reiteran su condena de la represión, las torturas y los malos tratos que sufren los ciudadanos pacíficos de Bielorrusia, la supresión de los medios de comunicación y de internet, así como las palizas, las detenciones y la intimidación de periodistas, blogueros y otras voces independientes, que no han cesado desde las ilegítimas elecciones presidenciales de agosto del año pasado.

Más sanciones de la UE

El Parlamento lamenta que las sanciones económicas impuestas por la UE sólo han afectado de manera limitada al régimen. Urge por tanto a los Estados miembros a endurecer el castigo, centrándose en sectores económicos clave, y a dar curso con la máxima urgencia a un quinto paquete de sanciones, dirigidas a las personas y entidades implicadas en la represión y en la trata de seres humanos.

El PE reclama apoyo inequívoco para la oposición democrática bielorrusa a la hora de organizar unas elecciones libres y justas, bajo observación internacional.

Denuncia, por último, el papel de Rusia y exige responsabilidades al Kremlin por su participación en las acciones híbridas del régimen de Lukashenko contra la UE.

El texto fue aprobado con 506 votos a favor, 29 en contra y 139 abstenciones.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario