El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha decidido crear una comisión internacional independiente que investigará las presuntas violaciones de los derechos humanos cometidas en el transcurso de la agresión de Rusia contra Ucrania, informa IPS.

El texto, aprobado por 32 votos a favor, dos en contra y 13 abstenciones, condena las violaciones de los derechos humanos y los abusos del derecho internacional humanitario resultantes de la ofensiva rusa, y le pide a ese país que las detenga inmediatamente.

Votaron por condenar la operación militar rusa y constituir la comisión: Alemania, Argentina, Benín, Brasil, Corea, Costa de Marfil, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gambia, Honduras, Indonesia, Islas Marshall, Japón, Libia, Lituania, Luxemburgo, Malawi, Malasia, Mauritania y México.

También Montenegro, Nepal, Países Bajos, Paraguay, Polonia, Qatar, Reino Unido, Senegal, Somalia y el país agredido, Ucrania.

En contra votaron Eritrea y Rusia; y se abstuvieron Armenia, Bolivia, Camerún, China, Cuba, Gabón, India, Kazajistán, Namibia, Pakistán, Sudán, Uzbekistán y Venezuela.

La resolución pide a Rusia que «respete estrictamente todos los derechos humanos y las libertades fundamentales», y que proteja tanto a los civiles como las infraestructuras civiles críticas de Ucrania.

La comisión la formarán tres expertos en derechos humanos, que serán nombrados por el presidente del Consejo, con sede en la ciudad suiza de Ginebra, y con una duración inicial de un año para sus labores.

Como parte de sus tareas, buscará investigar todas las presuntas violaciones y abusos de los derechos humanos y las vulneraciones del derecho internacional humanitario, así como los delitos relacionados, y establecerá los hechos, las circunstancias y las causas fundamentales de esas infracciones y atropellos.

También formulará recomendaciones, en particular sobre las medidas de rendición de cuentas, y presentará una actualización oral de sus hallazgos durante el 51 periodo de sesiones del Consejo, cuya fecha está pendiente de determinar. El actual período, uno de los tres previstos para cada año, es el número 49.

El texto solicita la puesta en marcha «inmediata» del mandato y exhorta a todas las partes y Estados pertinentes, junto a los órganos, organismos y agencias pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, a colaborar con la comisión.

Del mismo modo, también alienta a la sociedad civil, a los medios de comunicación y a otras partes interesadas pertinentes a cooperar con el comité.

El Consejo también pidió «la retirada rápida y verificable de todo el territorio de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, así como de sus aguas territoriales», de las tropas de Rusia y de los grupos armados que apoya.

Igualmente, instó a conseguir un acceso humanitario inmediato, seguro y sin obstáculos, objeto de negociaciones entre Moscú y Kiev mientras prosiguen los combates.

Durante el debate, varios oradores solicitaron que se establezca la figura de un relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Rusia, y algunos Estados pidieron suspender la membresía rusa en el Consejo.

También expresaron satisfacción porque Karim A. Khan, fiscal de la Corte Penal Internacional con sede en La Haya, decidió abrir una investigación sobre posibles crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Ucrania.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario