El Comité de Libertades Civiles del Parlamento Europeo (PE) ha instado a la Comisión (CE) a evaluar las medidas nacionales de la «primera ola» de la pandemia para evaluar su impacto en los derechos y libertades de los ciudadanos y advierte un riesgo de abuso de poder por los estados de alerta.

  • El Comité indica que las medidas de emergencia deben ser necesarias, proporcionales, de duración limitada y estar sujetas a un escrutinio democrático, que se debe apoyar al periodismo independiente para contrarrestar la desinformación y que se debe prestar atención especial a grupos vulnerables, desde niños en educación hasta personas LGBTI+.

El martes 27 de octubre de 2020, la Comisión de Libertades Civiles aprobó un proyecto de resolución que evalúa el estado de los valores europeos en el contexto de las medidas nacionales tomadas para hacer frente a la pandemia de la COVID-19, con 50 votos a favor contra 11 negativos y 3 abstenciones.

Los eurodiputados concluyeron que las medidas nacionales de emergencia plantean un «riesgo de abuso de poder» y destacaron que cualquier medida que afecte la democracia, el estado de derecho y los derechos fundamentales debe ser necesaria, proporcional y limitada en el tiempo, y piden a los gobiernos que definan claramente la delegación de poderes a sus ejecutivos en los estados de alerta y que se aseguren de que existan controles y contrapesos parlamentarios y judiciales adecuados.

Los eurodiputados instan a la Comisión a hacer una evaluación de las medidas de la «primera ola», además de los comentarios iniciales incluidos en su primer informe anual sobre el estado de derecho , y enfatizan la necesidad de un mecanismo de monitoreo permanente y efectivo .

Libertades personales

Los países de la UE tienen que «ejercer la máxima moderación» cuando restringen la libertad de movimiento, especialmente en relación con el derecho a la vida familiar, mientras que la Comisión debería examinar la aplicación de las normas de Schengen.

Los eurodiputados advierten sobre las restricciones indebidas a la libertad de reunión y los cambios en la legislación mientras los ciudadanos no pueden protestar. En este contexto, la necesidad de garantizar elecciones libres y justas se vuelve aún más importante, especialmente en lo que respecta a implementar cambios en la legislación electoral, garantizar la igualdad de derechos en las campañas y formas alternativas de voto.

Desinformación y libertad de prensa

La desinformación amenaza la salud de los ciudadanos y su confianza en las instituciones públicas, y también se ha utilizado como pretexto para restringir la libertad de expresión. 

La mejor manera de abordar este problema, dicen los eurodiputados, es apoyando el periodismo independiente y el pluralismo de los medios, incluida la asignación transparente de fondos a los medios, así como mejorando las condiciones laborales de los periodistas.

Derecho a la educación y protección de grupos vulnerables

Los Estados miembros deben garantizar el derecho a la educación asegurándose de que las clases continúen y los estudiantes tengan acceso a ellas. 

Además, deben encontrar soluciones a través de la tecnología o la cooperación judicial para salvaguardar los derechos de los acusados ​​y proteger los derechos de todas las personas en sus prisiones.

Los eurodiputados finalmente advierten que la desinformación estigmatiza a los migrantes y ha aumentado la discriminación, el racismo, la xenofobia y el discurso de odio contra las personas con discapacidad, los solicitantes de asilo y refugiados, las personas de ascendencia romaní y las personas LGBTI +.

Juan Fernando LÓPEZ AGUILAR

El ponente de la resolución, Juan Fernando López Aguilar (S&D, ES), comentó que «los Estados miembros han adoptado un gran número de medidas de emergencia, en diferentes momentos y con diferentes impactos en el derecho a la salud, a la privacidad y protección de datos, a la igualdad ante el derecho, a la no discriminación o la libertad de expresión e información. El enfoque fragmentado ha producido un mosaico de la UE en un territorio desconocido. Nuestro mensaje es que incluso en tiempos de crisis, no hay lugar para concesiones en lo que respecta a la democracia, los derechos fundamentales y el estado de derecho».

Está previsto que el Parlamento vote esta resolución durante la sesión plenaria del 11 al 13 de noviembre 2020.

1 COMENTARIO

  1. La ciudadanía debe apoyar que se tomen estas medidas desde el Parlamento Europeo para tener la mejor cobertura posible en el ejercicio de los derechos civiles

Deja un comentario