Marta Cruz Andrés

La ONG del chef asturiano José Andrés, World Central Kitchen (WCK), junto a una cadena de restaurantes, alimentan a más de mil personas que se encuentran en necesidad en Madrid debido a la crisis generada por la pandemia de COVID-19. Además, el plan se extenderá a las ciudades de Barcelona y Valencia.

Ha sido el propio chef quien ha confirmado a través de su cuenta de Twitter que World Center Kitchen, junto a la cadena de restaurantes Arzábal, comenzaron repartiendo mil menús para los más necesitados. Pero que en los siguientes días el plan aumentaría a más personas, y ya son más de veinte mil menús diarios repartidos en la capital española.

El grupo Arzábal, que gestiona varios restaurantes en Madrid, tiene previsto «elaborar miles de raciones diarias de comidas que irán creciendo a medida que se sumen más cocinas voluntarias a esta iniciativa solidaria», como así indica el secretario general de la ONG, Javier García.

Desde la ONG de José Andrés se espera que se sumen más restaurantes pero, mientras tanto, los miles de menús se están distribuyendo a personas sin medios a través del Banco de Alimentos, el cual gestiona en la Comunidad de Madrid más de quinientas entidades benéficas, muchos de los centros sociales y comedores sociales.

Así pues, Mila Benito jefa de comunicación del Banco de Alimentos de Madrid, agradece la campaña que ayuda a «la gente más vulnerable, que está en una situación insostenible (…) no hay medios para entregar las comidas a las personas aisladas y muchas de ellas no pueden salir de casa por el riesgo de contagio, los comedores sociales no pueden cocinar y dar de comer a las personas para evitar contagios».

Por otro lado, las raciones se preparan con alimentos donados por la cadena Makro y elaborados en las cocinas de Arzábal y gestionados por la organización de José Andrés. Además, los menús están adaptados a las diferentes necesidades alimentarias y desde la ONG aseguran que cumplen con las medias y precauciones sanitarias.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario