El Banco Industrial y Comercial de China ICBC, con filial en Madrid, ha donado un lote de productos sanitarios para ayudar a paliar los efectos de la pandemia de COVID-19 en España y reducir los contagios, en el marco del compromiso de ICBC de fortalecer el desarrollo local chino español y las relaciones comerciales.

«El Sol siempre aflora tras el viento y la lluvia»

El lote de productos incluye más de 50 000 mascarillas de protección respiratoria KN95 y veinte esterilizadores de aire de plasma, que cumplen con las normativas chinas y están homologados por la Unión Europea para un uso correcto y eficaz.

Los esterilizadores de aire de plasma se distribuirán en los centros médicos donde más necesidad exista entre los profesionales sanitarios, a través del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependiente del Ministerio de Sanidad.

El fin de ICBC es «aportar su grano de arena en este momento de gran necesidad y emergencia sanitaria, en el que la solidaridad entre países y entidades se hace más indispensable que nunca», y el banco llama a «seguir las recomendaciones y directrices de las autoridades españolas, que trabajan firmemente para proteger a la población y volver a la normalidad y al desarrollo económico».

Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) fue fundado en 1984. La filial de ICBC (Europe) S.A. en España abrió sus puertas el 24 de enero de 2011, estableciendo dos oficinas en España, en Madrid y Barcelona.

ICBC, como institución representante de China, ayudó a establecer en noviembre de 2018 el Consejo Asesor Empresarial China-España, formado por los máximos directivos (CEO) de compañías chinas y españolas para promover y fortalecer las relaciones y la cooperación en comercio e inversión.

Además, la sucursal de ICBC en España ha donado también un lote de mascarillas de protección al Hospital Gregorio Marañón y a la policía local de Paracuellos de Jarama (Madrid), en su afán por apoyar a las instituciones locales en la lucha contra el coronavirus.  

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario