El pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado este 1 de junio de 2020 una subvención total para Caritas de 250.000 euros, el doble que en 2019, con el fin de hacer frente a las necesidades de ayuda alimenticia y de vivienda, entre otras que se están dando en la población, la más afectada por la epidemia de la comunidad de Madrid y probablemente la más afectada de España.

Con la aprobación de esta subvención, que se firmará esta misma semana, será Caritas, en estrecha colaboración con la Delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Leganés, quien haga frente a la mayoría de la ayuda que hasta ahora estaba siendo abordada por distintas organizaciones voluntarias de Leganés. Será la delegación de Asuntos Sociales quien reciba a los solicitantes de ayuda para derivarlos a la parroquia que les corresponda para inscribirse en la relación de solicitantes de ayuda.

Precisamente, alguna de las organizaciones de voluntarios que ha estado luchando contra el hambre en Leganes, como la Red de Apoyo Mutuo y el Proyecto del Menor de Leganés, habían expresado estos días sus dudas acerca de que estuviera resuelta la crisis alimentaria en Leganés cuando comprobaron cómo, a partir del viernes pasado, dejaban de darse menús en los centros municipales.

Según lo dispuesto ahora, los menús seguirán proporcionándose por parte de la Comunidad de Madrid en tres colegios de Leganés. El resto de las personas atendidas hasta ahora por las redes de voluntarios, que son, según datos de hace unos días, 133 familias (459 personas, de las cuales 165 son menores de diecisiete años) y que han seguido creciendo, deberá incorporarse a los listados de Caritas previo paso por las oficinas de Asuntos Sociales.

Precisamente este paso es el que suscita la preocupación de la Red de Apoyo Mutuo y el resto de colectivos que han estado ayudando a los más necesitados. Muchos de ellos han terminado llamando a la Red de Apoyo Mutuo después de varios días de intentos infructuosos de contactar con unos servicios sociales al parecer completamente desbordados y cuyo teléfono no contesta en muchísimas ocasiones, según ha podido comprobar este periodista.

El vicario de Caritas en Leganés, Aurelio Carrasquilla, quiere despejar estas dudas. Caritas intentará atender a cualquier persona que lo necesite. Siempre que alguien no consiga ser atendido por los Servicios Sociales de Leganés, podrá acercarse a la Parroquia más cercana, donde se le facilitara el teléfono o el correo electrónico de Caritas al que podrá llamar para ser atendido directamente en sus necesidades tanto de alimentos como de otro tipo.

Según Carrasquilla, los dieciséis centros de Caritas en Leganés llevan varias semanas haciendo acopio de provisiones para poder hacer frente a la avalancha de solicitudes de ayuda a la que tendrán que hacer frente y que en un principio tenían cuantificadas en un incremento de al menos el 30 por ciento de las ayudas que se facilitaban hasta ahora.

Leganés se acerca con este acuerdo municipal a la solución de un problema que llegó a ser grave hace un par de semanas cuando se bloqueó por parte de la Intervención Municipal el acuerdo de subvención a Caritas que había preparado el Ayuntamiento.

Ante esa situación, Caritas tuvo que empezar a tirar de los fondos propios de reserva e incluso del dinero para el funcionamiento de las parroquias mientras que organizaciones como Red de Apoyo Mutuo llevan desde el quince de abril ayudando a los mas dañados económicamente por la crisis del coronavirus mediante la recogida de fondos, muchas veces entre sus propios voluntarios que, además, han puesto en el empeño su propio trabajo de muchas horas.


Periodista. He desarrollado la mayor parte de mi carrera profesional en TVE, en tareas informativas y de investigación periodística, en el ámbito estatal y en centros territoriales. Acumulo experiencia en información local desde 1980 y colaboro en lo posible con el movimiento asociativo y vecinal de Leganés.

Deja un comentario