El alquiler de pisos en ciudades de gran tamaño como Madrid es algo realmente extendido. Cada vez más propietarios deciden generar ingresos con un piso de su propiedad a través del alquiler, pero también crece el número de personas y familias que optan por el alquiler frente a la compra de una vivienda por su mayor flexibilidad.

Pero, para que el proceso de alquiler se desarrolle de forma correcta, desde Avanza Homes Inmobiliaria han recogido la documentación que necesitan inquilinos y arrendadores en su artículo del blog sobre este asunto de forma práctica y sencilla. ¿Cuáles son las principales claves? Lo vemos a continuación.

Documentos a aportar por el arrendador

Según la inmobiliaria Avanza Homes, experta en compra, venta y alquiler de inmuebles, un arrendador debe aportar para el alquiler la siguiente documentación:

Certificado energético de la vivienda

Es un documento obligatorio que se debe entregar al inquilino en el que se informa la certificación energética de la vivienda. Debe renovarse cada diez años y el inquilino está en su derecho de demandarlo al arrendador.

Acreditar la propiedad

El arrendador debe acreditar que es el dueño de la vivienda y para ello puede presentar la escritura de la vivienda o una nota simple que puede obtener en el Registro de la Propiedad.

Otros documentos no obligatorios

Además de todo lo anterior, los arrendadores pueden presentar otros documentos a la hora de alquilar su vivienda. Hablamos de documentos como la cédula de habitabilidad, la licencia de primera ocupación o recibos de IBI y facturas de suministros para demostrar que no se adeuda nada al respecto.

Documentos a aportar por el inquilino

El inquilino también tiene obligatoriedad de presentar algunos documentos, como son los siguientes:

Documento de identificación

Debe presentar al arrendador su documento de identidad (DNI) oficial y original para acreditar su identidad. Si hay varios arrendatarios debe constar el DNI de todos ellos si son mayores de edad.

Fianza

No es un documento en sí mismo, pero el inquilino debe aportar la fianza para poder alquilar el piso. Está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos, debe constar en el contrato y consiste en un mes de alquiler.

Contrato de trabajo y nóminas

El inquilino debe entregar esta documentación solo si lo exige el propietario de la vivienda. Es una forma de demostrar solvencia económica para hacer frente a las mensualidades con regularidad. Con mostrar un contrato de trabajo o las últimas nóminas puede ser suficiente.

Referencias del inquilino

Esto no es una documentación obligatoria, aunque muchos propietarios lo solicitan a sus futuros inquilinos. Es un documento que recoge si ha existido anteriormente alguna irregularidad en anteriores alquileres, como conflictos o incumplimiento en el pago de mensualidades. Se puede obtener en el Fichero de Inquilinos Morosos.

Como se puede apreciar, tanto arrendadores como inquilinos deben tener presente que es obligatorio presentar ciertos documentos a la hora de redactar un contrato de alquiler. Una forma de garantizar la legalidad y una mayor seguridad para todas las partes implicadas en el alquiler.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario