Según el V Informe elaborado por el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet), una de cuatro personas con discapacidad en edad laboral, trabaja en España y su salario es casi un 17 por ciento inferior al resto; en definitiva, los trabajadores más perjudicados en cualquier crisis.

Las conclusiones obtenidas en el V Informe del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet), realizado por la Fundación ONCE, ha dado cuenta de la situación real de los trabajadores con discapacidad en España.

Ante la nueva crisis económica desencadenada por la pandemia producida por la Covid-19, la realidad laboral de las personas con discapacidad y el futuro de su empleabilidad resulta complicado según las cifras que aporta dicho documento.

Tan sólo el 25,8 por ciento de las personas con discapacidad en edad laboral trabaja en España, frente al 65,9 por ciento de personas en dicha franja sin discapacidad. Su salario medio bruto anual es de 19 726,8 euros, mientras que el de un trabajador sin discapacidad es de 23 764,8 euros, un 16,8 por ciento más

En el estudio se desvela que sigue siendo un colectivo diverso; es decir, un colectivo de colectivos, en donde cerca de dos millones de personas entre 16 y 64 años intentan trabajar en las mismas condiciones que el resto de los trabajadores. La tasa de paro sigue siendo muy alta dado que la inclusión laboral no es un hecho y aunque el 58,2 por ciento de los trabajadores con discapacidad tienen estudios secundarios, este dato no influye para que obtengan un empleo. En cuanto a estudios primarios, la tasa se sitúa en el 20 por ciento y el 16, 9 por ciento tienen estudios superiores, frente al 4,9 % que no tiene ninguna formación.

Un dato a destacar es la altísima tasa de temporalidad ya que el 89,3 por ciento de los contratos formalizados son de carácter temporal y en 2019 se formalizaron 354,991 contratos a personas con discapacidad; es decir un 1,6 por ciento del total.

Según el informe, siete de cada diez asalariados trabajan en entornos laborales “no inclusivos” con las personas con discapacidad y el coordinador de Odismet alertó sobre el riesgo de pobreza del que “no están exentos” estos empleados y el 81,1 por ciento del total, sigue siendo contratado en el sector servicios.

Hay que señalar que el informe destaca la nula percepción de prestaciones, ya que el 33,2 por ciento no percibe absolutamente nada y este dato irá in crescendo. La desigualdad laboral; el grado de inclusión; los salarios; las contrataciones temporales, entre otros factores, determinan una vez más el riesgo de exclusión al que están permanentemente sometidos estos trabajadores, que no solo no tienen las mismas condiciones laborales, sino que, socialmente, sigue sin existir una verdadera accesibilidad y aún hoy, una discriminación real desde todos los puntos de vista que se analizan en el informe.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario