La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid informa de que el gobierno de Isabel Díaz Ayuso va a ceder dos parcelas públicas valoradas en más de once millones de euros para la construcción de dos centros concertados en Villa de Vallecas y Valdebebas, cuando familias de esos núcleos urbanos no encuentran plazas en centros públicos para sus hijos y se ven obligados a recurrir a una educación que no quieren.

La cesión, que podría extenderse hasta los 75 años, es la tercera en el mandato de Díaz Ayuso. En 2020 cedió para el mismo fin un terreno de 23.000 metros cuadrados en Vicálvaro, tras reactivar la cesión de otra parcela en Villalbilla este mismo año 2022.

La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha detallado que en Valdebebas y Villa de Vallecas hay un total de 23.000 niños y niñas adolescentes de entre cero y dieciocho años con necesidades educativas urgentes:

«En Valdebebas, las familias piden un instituto público y la finalización de las obras de dos colegios: el CEIP Valdebebas y el Nuria Espert. Es decir, demandan educación pública, con infraestructuras decentes, sin obras permanentes y que se hagan realidad las promesas electorales. ¿Qué les da Ayuso? ¿Libertad? Sí, la libertad de solo poder elegir un centro concertado».

Un instituto para 50.000 habitantes

En Villa de Vallecas sucede lo mismo, explica Galvín. «Los 50.000 habitantes del Ensanche de Vallecas, por ejemplo, solo tienen un instituto público, el María Rodrigo. El centro está saturado, evidentemente, y durante el proceso de escolarización en 2021 se quedaron sin plaza el 42 pr ciento de las familias que la solicitaron. ¿Qué hace Ayuso, a la que tanto le preocupa su peculiar concepto de ‘libertad’ de elección educativa»? ¿Construye otro instituto público para dar salida a esa demanda? No. Regala un terreno a la concertada y fuerza a esas familias a una educación que no quieren»

Supresión de aulas

CCOO recuerda que durante el proceso de escolarización del curso 2022-2023, antes de que las familias pudieran elegir qué educación quieren para sus hijos, en Villa de Vallecas se suprimieron 8,5 aulas. Respecto a Valdebebas, los dos distritos que ocupa también sufrieron un recorte de aulas previo al proceso de escolarización: Hortaleza perdió veintidós aulas y en Barajas se suprimieron cinco.

La cesión de estas dos parcelas, denuncia Galvín, «forma parte de un proceso largo y duradero de privatización de la enseñanza e impulso del negocio educativo, que consiste también en la supresión de aulas y el retraso eterno de la infraestructura pública mediante la construcción por fases. Exigimos al gobierno de la Comunidad de Madrid que paralice esta cesión y de un uso público a ambos terrenos».

Con esta actuación, «Ayuso incumple la Ley Orgánica, LOMLOE, al regalar suelo público para construir centros privados, y su propia Ley de educación, La Ley Maestra, al imposibilitar la libertad de elección de enseñanza pública y limitarla a la enseñanza concertada. Algo que vulnera la igualdad entre madrileños», concluye Galvín.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario