Debido a la pandemia por coronavirus Sars-CoV-2, COVID-19, (que actualmente sigue su curso), se ha perfilado un panorama sanitario nada halagüeño en términos de diagnóstico de cáncer. Si bien antes las listas de espera y las citas se demoraban meses, ahora existe un paciente tipo que evita ir al médico por miedo a ser contagiado, lo que supone que uno de cada cinco siga sin diagnóstico alguno; ese no es otro que quizá lleve con cáncer varios meses.

El cáncer actualmente es la primera causa de mortalidad en hombres en España, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Este dato, que es importante, debemos contrastarlo con el que ofrece esta entidad acerca de los cánceres no diagnosticados; hasta un veintiún por ciento menos durante el año 2020.

Nueve millones de muertes se han relacionado con tumores el pasado año; en España aproximadamente ciento trece mil. El diagnóstico precoz es el salvoconducto a una curación, en muchos casos, posible. En cambio, cuando el cáncer avanza, las consideraciones en torno a la cura y posible remisión del mismo nos hace prever que el éxito no será el mismo. Quizá, tras la pandemia, exista un menor compromiso de supervivencia, dado que los pacientes llevarán al menos un año con ello.

El hecho de que un cáncer llegue a un estadio avanzado y que el primario haya hecho metástasis en algún órgano, hace que en los años venideros veamos muchas más muertes producidas por esta causa.

Si la referencia del cáncer antes era prácticamente una enfermedad de los hombres, actualmente por el nivel de vida, la ingesta de tabaco y alcohol y el estrés, hace que las cifras de cáncer de las mujeres se aproximen necesariamente a las del hombre en la misma edad. La incidencia de tumores relacionados con los hábitos tóxicos dan lugar a cánceres que antes no existían, tales como de faringe, de cavidad oral, de vejiga urinaria o de colon.

Entorno al tema de la vacunación en pacientes oncológicos, se estima que la vacunación supera con creces el potencial de riesgo de estos pacientes y es mejor vacunarlos.

Recuperar las consultas de asistencia primaria, realizar exámenes y chequeos anuales ante posibles síntomas, por pequeños que estos sean, será parte del éxito de la curación de estos pacientes. Un tercio de las muertes por cáncer serían evitables si se cogen a tiempo y si cambiamos nuestros hábitos de vida, apartando el alcohol y el tabaco. Ambos incrementan el riesgo de cáncer hasta en consumidores poco habituales; la famosa, copa de vino al día, tampoco es saludable.

De igual forma, la obesidad procura el cáncer de útero, colon, esófago, ovarios, páncreas, recto, y colon, entre otros, y es importante mantenerla a raya a partir de los 45 años de edad. En el varón, los cánceres más habituales son de próstata, colorrectal, pulmón y vejiga. En cuanto los poco frecuentes, hígado, riñón, linfoma de Hodgkin, páncreas y estómago. Las mujeres, en cambio, tienen un diagnóstico muy alta de cáncer de mama y colorrectal y algunas a una determinada edad, comienzan con el pulmonar por el tabaco. El cáncer de cuello de útero es también frecuente, aunque debuta tarde, a partir de los sesenta años, en muchas mujeres.

Las mamografías y citologías en las mujeres, a partir de los 45 años, sobre todo sin han sido madres, sumado al cribado de cáncer de colon, se aconseja desde los 50. A los varones se les pide una PSA a partir de los 45 años aunque no tengan síntomas relacionados con la micción nocturna u otros.

Prevención, estar alerta y hacerse chequeos anuales son los consejos que desde la SEOM hacen llegar a la población.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario