La desinformación ha llegado a la secretaria General de la ONU en donde, António Guterres ha pedido encarecidamente a los ciudadanos confiar únicamente en los comunicados que emiten científicos e instituciones que siguen un liderazgo receptivo, responsable y basado en la evidencia.

El odio y la falta de rigor se han adueñado de las noticias en torno a la pandemia por coronavirus COVID-19 y, por ese motivo, se están estigmatizando, vilipendiando e insultando a grupos y personas que trabajan por y para la ciencia.

El directivo ha lanzado una iniciativa que busca inundar internet con hechos y ciencia y que los medios sean responsables de cuanto se publica. Combatir el reguero de desinformación sobre la enfermedad es importante para generar confianza y, sobre todo, tranquilidad, que es lo que necesitan los pacientes afectados.

«Para contrarrestar el reguero de informaciones falsas en internet, un veneno que pone aún más en peligro nuestras vidas», el secretario General anunció el lanzamiento de una nueva iniciativa de respuesta en el ámbito comunicativo con la que pretende «inundar internet con hechos y ciencia».

Las personas necesitan rigor y buscan consejos y otras certezas en torno a esta enfermedad y, por ello, muchos colectivos sienten desamparo al no saber distinguir cómo se están desarrollando los contagios y cómo deben actuar como consecuencia de ello. Los bulos son la auténtica pandemia en esta era de exceso de información sin contrastar que no solo genera desconcierto, sino que es un atentado contra las personas que se ven indefensas.

«Este es el momento de la ciencia y la solidaridad. Sin embargo, se extiende a nivel mundial una epidemia desinformación. Proliferan los consejos de salud perjudiciales y los falsos tratamientos médicos. Las ondas radiales se llenan de falsedades. Las descabelladas teorías conspirativas contaminan internet. El odio se vuelve viral, estigmatizando y vilipendiando a personas y grupos», ha recalcado.

De igual forma, el secretario general ha felicitado a los periodistas que comprueban las noticias y dan fe antes de seguir con bulos y otras informaciones que generen más desconfianza si cabe. Asimismo, ha destacado la necesidad de que las compañías a cargo de las redes sociales hagan un esfuerzo mayor y erradiquen los mensajes de odio y las noticias falsas (fake news), que son las que están organizando este escenario de confusión y miedo.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario