Descubriendo a Anna Frank: historias paralelas

0
259

Emocionante documental que conmemora el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz, apoyado en los testimonios de varios supervivientes del Holocausto y de sus familiares, y en las aportaciones de historiadores y archivistas, «Descubriendo a Anna Frank. Historias paralelas» (#AnneFrank. Parallel Stories), está centrado  en la historia de Anna Frank,la niña judía holandesa que pasó de la infancia a la adolescencia en las habitaciones secretas que su padre había construido, temiéndose lo peor, cuando los nazis invadieron los Países Bajos.

Anna Frank fue deportada casi al final de la guerra y murió de tifus en el campo de Bergen-Belsen en febrero o marzo de 1945, apenas dos meses antes de la capitulación de Berlín y el suicidio de Hitler, y de que el ejército ruso liberara a los supervivientes de las cámaras de gas, y durante su encierro escribió varios diarios que han servido para hacer el guion.

Conducido por la actriz británica Helen Mirren (Oscar a la Mejor Actriz 2007 por «The Queen»), que nos lee –en algunos momentos con excesiva carga emocional- las páginas de los cuadernos desde una habitación que reproduce la de Anna Frank en clandestinidad y, en paralelo, por la actriz italiana Martina Gatti, quien interpreta el papel de una joven que recorre los lugares emblemáticos de la Shoah en Europa, fotografiándolos y publicándolos en Instagram acompañados de frases alusivas.

Es una película intencionadamente educativa y útil, dirigida a las nuevas generaciones que es posible que no hubieran oído hasta ahora hablar de Anna Frank.

Muchis niños españoles que crecimos en el siglo veinte tuvimos en Anna Frank un referente, leímos el libro de sus diarios abandonados en el piso clandestino en el momento de la detención, y entregados por una vecina a su padre, Otto Frank, único superviviente de la familia, al finalizar la guerra, y a través de él supimos de una tragedia que nos pasó rozando y repasamos muchas veces la imagen de la portada, que daba la impresión de ser la única fotografía de aquella niña.

Sin embargo en el documental aparece una cantidad considerable de fotografías de Anna prácticamente hasta casi el final, siempre sonriendo, que tienen el cometido de acompañar la narración de aquella niña que creció escondida, lejos de los acontecimientos que, sin embargo, fue capaz de analizar con una madurez sorprendente.

En 2020 Anna Frank habría cumplido noventa años. En la película su historia se entrelaza con la de cinco mujeres supervivientes del Holocausto: Arianna Szörenyi, Sarah Lichtsztejn-Montard, Helga Weiss y las hermanas Andra y Tatiana Bucci. Sus testimonios se acompañan con los de algunos familiares; el nieto de Ariana Szorenyi se ha tatuado en el brazo el número 89.219, el mismo que llevó su abuela, deportada con once años, y superviviente de cuatro campos de concentración «con el objetivo de conmemorar la identidad y la memoria, así como de continuar un diálogo entre el pasado y el presente, entre las nuevas generaciones y las de principios del siglo veinte».

«Descubriendo a Anna Frank. Historias paralelas», dirigida por Sabina Fedell (guionista de «Pintores y reyes del Prado») y Anna Migotto (guionista de «Citizien Rossi»),  se estrena el viernes 22 de mayo de 202 en las plataformas salavirtualdecine.com, Movistar+, Vodafone, Rakuten TV, Apple TV, Google Play y Orange. 

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario