Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la francesa, han desarticulado una organización criminal parcialmente asentada en la comarca malagueña de la Axarquía, dedicada a la compra de partidas de hachís y marihuana en Marruecos para su posterior transporte y distribución en territorio francés.

La operación Piñas concluyó con el arresto de tres personas en Francia, y una cuarta en el registro de una vivienda utilizada como lugar de almacenamiento de la droga en Almáchar (Málaga), donde fue intervenido, entre otros efectos, un dron profesional de 4,35 metros de envergadura -de un extremo a otro de las alas- y una autonomía de vuelo de siete horas, acondicionado para el transporte de droga entre Marruecos y España.

A comienzos del 2021, los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo criminal, asentado en la costa malagueña y compuesto por súbditos franceses de origen marroquí, dedicado a la compra de estupefacientes en Marruecos, que eran transportados hasta su destino final, Francia, bien por el método Go Fast –a bordo de vehículos sustraídos-, bien a través de paquetería mediante la ocultación de la droga entre mercancía legal.

Las pesquisas permitieron ubicar a uno de los principales investigados en una apartada villa rural de Almáchar, utilizada como «guardería», donde era ocultado el hachís y la marihuana hasta su exportación hasta el país galo.

Cooperación policial internacional

Gracias a los enlaces internacionales de cooperación policial, se conoció que la Policía Nacional de Francia investigaba a los miembros de la misma organización afincados en territorio galo, quienes se encargaban de recibir la droga para su distribución al por menor. Todo ello dio lugar a la emisión de una Orden Europea de Investigación sobre los asentados en España.

Así, mientras los agentes españoles se centraban sobre los objetivos de la provincia de Málaga, sus homólogos franceses llevaban a cabo indagaciones sobre los que recibían la mercancía en Francia, perteneciendo todos ellos a un mismo grupo criminal.

Fruto del trabajo de ambos cuerpos se logró constatar que la organización contaba con un dron profesional de grandes dimensiones -cinco metros de envergadura y una autonomía de vuelo de siete horas-, acondicionado en Almáchar para la importación de partidas de hachís entre Marruecos y España de forma periódica.

Por ello, en la fase final de explotación, los agentes galos practicaron la detención de tres miembros de la organización en Francia, incautándose de doce kilogramos de hachís dispuestos para la distribución al por menor. De forma paralela, y dado que resultó ser nexo de unión entre las partes de la organización asentada en ambos países, las autoridades francesas emitieron una OEDE sobre el principal investigado, que residía en Almáchar. 

Así, el pasado 15 de junio se logró la detención de este integrante de la banda. En el registro de su vivienda fue intervenido diverso material informático, útiles relacionados con la manipulación, preparación y envío del estupefaciente y el referido dron profesional, de largo alcance, del que los agentes tenían conocimiento. Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario