Paula Maddox

Desde que el pasado 14 de marzo de 2020 el país se paralizara por completo, son miles las personas que, actualmente, se encuentran en una situación de vulnerabilidad absoluta. Por ello, Rosy y David, dueños de un restaurante situado a las afueras de Madrid, han querido poner su granito de arena ayudando a quienes más lo necesitan.

Delicias de Honduras es el nombre del restaurante que Rosy y David regentan desde hace siete meses en Alcobendas, un municipio de la Comunidad de Madrid. A pesar de que hace ya un mes tuvieron que cerrar el local debido al cese de todas las actividades no esenciales, esta pareja ha decidido ayudar en la crisis humanitaria actual donando alimentos básicos.

«La iniciativa surgió a raíz de que una clienta del restaurante me dijese que se había quedado sin habitación y que no tenía nada para comer… Se lo comenté a mi marido y me dijo que podíamos donar alimentos a la gente que lo necesitase», cuenta a Aquí Madrid.

Fue entonces cuando Rosy, originaria de Honduras, decidió contar en Facebook la iniciativa. «En estos difíciles momentos nos unimos y queremos poner nuestro granito de arena ante la crisis que nos está golpeando a todos» escribía.

Además, desde la página de la red social del restaurante también animaban a que, quien lo necesitase, se acercase al local a pedir una de las bolsas de alimentos.

Distintas formas de ayudar

En apenas unas horas, son muchas las personas que han decidido unirse a la causa. Es el caso de Mayra, una vecina de Alcobendas que ha donado productos para bebés, como potitos, toallas húmedas y leche.

Otras personas se han ofrecido también a cocinar, como es el caso de Pilar. «Me ofrezco como voluntaria para cocinar, limpiar… lo que sea», escribía.

Y, aunque por el momento no estan cocinando pues no pueden manipular alimentos, son varias las formas en las que los vecinos pueden ayudar. «Hay gente que colabora donando dinero y otros que lo hacen dándonos alimentos», apunta Rosy.

Rosy, la dueña, con uno de los colaboradores

Bolsas solidarias

«Hay muchísima gente que necesita ayuda», denuncia Rosy. Y es que, desde que crearan esta iniciativa, son ya más de treinta las personas que han ido al restaurante a por una bolsa de comida.

En las bolsas solidarias suelen tratar de añadir pasta, tomate, leche, legumbres, galletas… en definitiva, alimentos básicos.

«Entran de uno en uno, tienen que traer su identificación y firmar un papel, para que así tengamos un control».

Bolsas solidarias
Bolsas solidarias

Para poder tener el local abierto, los dueños se pusieron en contacto con la Policía Local, con quienes han estado colaborando. Así mismo, parece que el Ayuntamiento de Alcobendas visitará pronto a esta pareja, ya que se han mostrado interesados con la iniciativa.

«De esta manera podríamos conseguir más dinero y alimentos para atender a más personas necesitadas», sentencia Rosy; o que otros restaurantes se sumen a esta admirable iniciativa.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario