Cuando pensamos en cartas y sobres, se nos puede pasar por la cabeza asociarlos con algo antiguo que ya no se utiliza, pero en las empresas no es así. El sobre americano, también conocido como DL, es el sobre más utilizado por las empresas con fines comerciales. En la actualidad, la mayoría de cartas postales como facturas y extractos bancarios se comunican usando sobres americanos. Estos sobres están hechos de papel bond blanco, con impresión Offset a un color o cuatro. Aunque lo realmente importante son sus medidas. Hoy en día los tamaños de estos sobres se encuentran en 115 mm x 225 mm y 110 mm x 220 mm.

Dónde adquirir sobres americanos

Para adquirir un sobre, basta con ir a comprarlo a una papelería o a una tienda online especializada como www.paisdelossobres.es. Lo primero a la hora de escoger un sobre es mirar que tenga la medida adecuada para que quepa lo que vamos a enviar.

Por otra parte, hay algunos sobres americanos con ventana, estos se utilizan para las facturas y los fines oficiales. Estas ventanillas están hechas con un plástico transparente para que se pueda ver la dirección escrita en el documento que va al interior.

Aunque normalmente, por razones de seguridad, se usan los sobres sin ventana para que el contenido quede totalmente oculto. Al no tener ventana, no solo es más seguro, sino que también evita que el remitente se encuentre en la situación de tener que imprimir el documento, poniendo especial atención en que la dirección del destinatario quede en el sitio que le corresponde en un sobre con ventana.

Características de los sobres americanos

Las medidas del sobre americano son las adecuadas para meter uno o varios folios DIN A4 plegados como un acordeón. El folio, una vez doblado, tendrá una medida de 210 mm x 99 mm y el sobre, con una dimensión de 110 mm x 220 mm, conseguirá mantener la hoja ajustada en su interior.

Los sobres americanos, por lo general, son autoadhesivos. Es decir, llevan un adhesivo en su solapa para que puedan ser precintados sin la necesidad de humedecerlo para que funcione la adhesión.  El adhesivo lleva, encima, una cinta plástica protectora que hay que retirar para poder cerrar el sobre correctamente y de manera fácil, rápida e higiénica.

Cabe destacar que el sobre americano es el idóneo para una empresa y para la comunicación de la misma, ya que se le puede colocar la imagen corporativa con sus colores. La personalización de sobres en empresas es muy común porque tener los sobres preparados con el logo y la dirección impresas, facilita y agiliza los envíos.

Lo normal en los sobres americanos es que tengan la solapa en el lado largo, pero si la empresa quiere enviar tarjetas de felicitaciones o postales por algún evento que celebre la empresa, puede usar sobres americanos con solapa en el lado corto para conseguir un sobre de formato vertical, en lugar de horizontal.

La correspondencia, el papeleo, las facturas… de una empresa, hay que enviarlas de la manera más formal posible. Los sobres americanos suponen la manera más formal de enviar documentos, así como la forma más cómoda y segura de hacerlo.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario