A fecha actual, la Organización ya ha atendido a 3.060 personas pertenecientes a 973 unidades familiares, de ellas 1.323 mujeres, 1199 hombres y 538 menores, en materia de emergencia social, mediante la entrega de más de 2600 ayudas sociales por valor de 361.700 euros, que comenzaron a repartirse el pasado 30 de septiembre.

La erupción del volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, ha dejado centenares de hectáreas arrasadas, viviendas sepultadas por la lava y miles de ciudadanos evacuados, que se encuentran en situación de emergencia social, presentando carencias materiales que les dificulta el desarrollo de su vida cotidiana y la cobertura de sus necesidades básicas.

Ante esta grave situación, Cruz Roja, además de continuar en primera línea de la emergencia en el ámbito de protección civil, sigue volcada con la asistencia social a las personas afectadas. 

Del total de ayudas distribuidas, 1316 son entregas económicas, como tarjetas de compra para consumir en distintos supermercados (609), tarjetas monedero para que puedan destinarla según sus necesidades específicas (506), vales de material escolar (12), tarjetas de gasolina (68) y ayudas de alquiler de viviendas (121). 

Por otra parte, y con el fin de potenciar las capacidades de la institución y ofrecer una respuesta más rápida y amplia, hace dos semanas inauguró un nuevo local en el municipio de Los Llanos de Aridane, reforzando así las atenciones a las personas afectadas por el volcán de La Palma, tanto en ámbito de la asistencia social como psicológica. En este sentido Cruz Roja ha incorporado a más de veinte nuevos trabajadores en la isla con destino al operativo del volcán y atención a las personas damnificadas, con perfiles como psicólogos, trabajadores sociales, logistas, administrativos y conductores.

Ocio para los niños

Paralelamente, Cruz Roja Juventud está trabajando en cuidar la atención de los niños y niñas, y jóvenes de hasta 30 años, en las zonas afectadas. Con ese propósito, ha abierto Sonrisas libres en el municipio de Los Llanos de Aridane, un espacio en el que disfrutar de ocio gratuito distribuido por edades.

Juegos de mesa, manualidades, juguetes, ordenadores portátiles con conexión a internet o videoconsolas son algunas de las actividades de ocio en el interior, que se complementan con excusiones o sesiones de cine como salidas programadas. Además, dos tardes a la semana tendrán sesiones de refuerzo en las tareas escolares, dentro del proyecto Promoción del Éxito Escolar.

Hay que recordar que desde el pasado 19 de septiembre, momento en que comenzó la erupción volcánica de Cumbre Vieja, Cruz Roja en Canarias ha realizado un importante despliegue de recursos humanos y materiales en la isla dentro del operativo de emergencia.

Asimismo, han repartido 1334 paquetes de productos de primera necesidad, como kit de alimentos (153), de higiene personal de adulto y de bebé (869), kit de limpieza del hogar (312) y vestuario.

También ha desplazado a la isla un hospital de campaña con capacidad para atender hasta 50 pacientes al mismo tiempo, así como otro que podría albergar a unas 1200 personas si fuese necesario.

Cruz Roja cuenta con un equipo formado por casi 400 personas, de ellas el 80 por ciento son voluntarias, y el resto personal contratado, con diferentes perfiles (psicólogos, trabajadores sociales, administrativos, logistas, enfermeros, etc.), que en diferentes turnos dan soporte a la acción de la organización en la isla.

La organización informa de que todo ello ha sido posible gracias la recaudación conseguida en 45 días de emergencia, que asciende a 4.200.589 euros.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

Deja un comentario