Todo empezó en el año 2020, o no. Quizá los pacientes aquejados de múltiples síntomas relacionados con la COVID-19 peregrinaban de consulta en consulta porque el cuadro que presentaban distaba muy lejos de lo que hoy llamamos salud.

La Seguridad Social ha concedido la primera incapacidad absoluta a una trabajadora y una total a otros tres pacientes por covid persistente, todos ellos del País Vasco.

Tras múltiples estudios gracias a los médicos comprometidos con sus respectivos pacientes, se ha constatado que existe la covid persistente y qué supone que éstos no puedan volver a ser quienes eran porque parte de cuanto padecían con la enfermedad aún convive con ellos.

Los pacientes con covid persistente sufren después de haber vivido el largo dolor de esta enfermedad pero nunca vuelven a hacer una vida entendida como normal. Los más impactantes son aquellos pacientes que tienen problemas neurológicos o del sistema nervioso central.

Al menos diecisiete millones de afectados en Europa no tienen hoy un tratamiento per se, si bien la Organización Mundial de la Salud ya recoge esta enfermedad tras haber pasado el virus Sars-CoV-2 con mayor o menor intensidad, en cualquiera de las olas pasadas.

Entre la sintomatología diversa se suceden varias de estas enfermedades que cursan a la vez, o no. Desde dolores musculares, fatiga, ansiedad, hipoacusia, problemas respiratorios, enfermedades mentales o del sistema nervioso entre otros son aquellos que el paciente olvidado refiere. Con ellos o con parte de algunos de ellos han tenido que volver a trabajar porque la Seguridad Social no contemplaba la covid persistente; esa que llegó y aún convive con los pacientes.

Insomnio, lagunas mentales, problemas asociados a la memoria, problemas cognitivos, circulatorios, astenia, fatiga sin ninguna razón aparente, etcétera, son algunos de los síntomas que más alertan a los médicos, como indica el doctor Mera-Cordero, especialista en Covid persistente y médico de familia.

Según los estudios, entre el diez y el treinta por ciento de los afectados presentan síntomas a lo largo de los meses sin que estos remitan, aunque aún se desconoce cuál es la razón de que unas personas sí lo desarrollen y otras no.

Altos niveles de ARN, presencia de anticuerpos, paredes de vasos sanguíneos inflamados, intensa fatiga, o fatiga crónica, reactivación del virus Epstein Barr, dificultad para encontrar las palabras, entre otras cuestiones así como padecer diabetes dos forman parte del cuadro que presentan los aquejados por covid persistente aunque todos tienen el sistema inmunitario afectado.

La única esperanza es que por fin la Seguridad Social lo contemple y pueden darse incapacidades permanentes, en el caso de probar que tras dos años persisten los síntomas e incapacitan a la persona para hacer las tareas que antes de la enfermedad sacaba adelante.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario