El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Gebreyesus, advirtió este 18 de agosto de 2020 que la crisis enfrentada al comienzo de la pandemia de la COVID-19 para obtener equipos de protección personal como mascarillas y ventiladores puede volver a suceder con la producción de vacunas y tratamientos si no se toman medidas en conjunto y prevalece el criterio «nacional».

«Si bien existe un deseo entre los líderes de proteger primero a su propia gente, la respuesta a esta pandemia debe ser colectiva. Esto no es caridad, hemos aprendido por las malas que la forma más rápida de poner fin a esta pandemia y reabrir las economías es comenzar por proteger a las poblaciones de mayor riesgo en todas partes, en lugar de a la población entera de solo algunos países», recalcó.

Tedros advirtió una vez más contra el «nacionalismo de las vacunas» y afirmó que compartir suministros finitos de manera estratégica y global beneficiaría el interés nacional de cada país.

«Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo. Ningún país tiene acceso a la investigación y el desarrollo, la fabricación y toda la cadena de suministro de todos los medicamentos y materiales esenciales», dijo.

Tedros añadió que, por ejemplo, aunque un país logre una vacuna, necesitará distribuirla en viales de vidrio de alta calidad que se producen en otro, por lo que ahora mismo se necesita una planificación «al más alto nivel para vacunar y tratar al mundo».

«Necesitaremos fabricar rápidamente miles de millones de dosis para llegar a todos aquellos que necesiten la vacuna, lo que significa cientos de millones de viales de vidrio y formas de transportarlos de manera eficaz», expresó.

Las plataformas de alianza

El director invitó de nuevo a todos los países a sumarse a las alianzas e iniciativas mundiales de la Organización para que las vacunas y tratamientos lleguen a quienes más lo necesiten.

La OMS está trabajando con los gobiernos y el sector privado para acelerar la ciencia, a través de su plataforma ACT-Accelerator, y garantizar que las innovaciones estén disponibles para todos, en todas partes, comenzando por los que corran mayor riesgo.

Desde mayo, la Organización lleva a cabo amplias consultas para desarrollar un nuevo marco que oriente el acceso justo y equitativo a los diagnósticos, terapias y vacunas para COVID-19 en todos los países.

«Estos principios transversales son clave para la promoción del acceso equitativo y la asignación justa de estos productos de salud esenciales para lograr el mayor impacto a nivel mundial. Por ejemplo, una vez que se haya identificado una vacuna exitosa, el grupo asesor estratégico de la OMS proporcionará recomendaciones para su uso apropiado y justo», explicó.

COVAX Global Vaccines Facility es el mecanismo fundamental para la adquisición conjunta y la asunción común de riesgos en varias vacunas.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario