La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) ha confirmado la situación crítica en la que se encuentran los hospitales madrileños con cerca de cinco mil pacientes ingresados por COVID-19 y aproximadamente seiscientos a día de hoy, en UCI.

La falta de criterios de realización de las pruebas PCR, sumado al poco acertado uso de test de antígenos que no detectan asintomáticos, ha hecho que las cifras sean éstas, añaden en un comunicado.

De igual forma, critican el nulo refuerzo de la Atención Primaria, que no solo ha cerrado centros de salud en zonas básicas, sino que no están atendiendo otras patologías y enfermedades crónicas que están derivando en enfermedades complejas.

Sin quirófanos, anulando cirugías programadas y con una situación psíquica y un desgaste emocional por parte de la comunidad médica, la sanidad madrileña hace aguas.

«Los supuestos confinamientos perimetrales por zonas básicas que nadie cumple y nadie controla, son un fracaso, y una operación de marketing, para que parezca que se hace algo, sin hacer realmente nada efectivo», han criticado.

Subrayan que «el empeño en salvar la Navidad y la economía ha sido un fracaso que pagamos en vidas humanas, en sufrimiento de los pacientes, y en saturación del sistema sanitario, y que además ni siquiera ha salvado la economía porque sin salud no hay economía que funcione».

En el la denuncia, también estiman que la vacunación en Madrid no tiene el rigor necesario y existe un caos organizativo en todas las áreas básicas de salud, si bien, se han derrochado dosis porque tampoco se tienen las jeringas adecuadas.

Ante esta situación, desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid estiman que es urgente:

  1. Establecer un sistema de rastreo eficaz. Ello supone aumentar el número de rastreadores hasta alcanzar los 2.600, y a la vez asegurar su eficacia: citar a los contactos para realizar PCR en 24 horas, hacer seguimiento de los mismos, mantener informada a la AP, etc.
  2. Reforzar la Atención Primaria para lo que se precisa incrementar sus efectivos (se precisan 500 profesionales de medicina, 5.000 de enfermería y 600 en las unidades administrativas), abrir todos los centros de salud de la región en horario de mañana y tarde y garantizar citaciones en AP en un máximo de 48 horas.
  3. Apertura de las 1.600 camas hospitalarias que se han cerrado en los centros públicos en los últimos años para poder asumir un probable aumento de las hospitalizaciones por Covid19, a la vez que se refuerzan las plantillas mediante la realización de contratos de larga duración (al menos un año), se remodela el Isabel Zendal para convertirlo en un hospital operativo, y se elaboran planes de contingencia, así como se establecen circuitos de asistencia sanitaria que garanticen también la asistencia de las patologías no relacionadas con la pandemia.
  4. Aumentar las dotaciones de los laboratorios públicos para la realización de las pruebas de PCR necesarias.
  5. Un Plan de asistencia y control de las residencias de mayores que  acreciente los recursos sanitarios, el control de las mismas por la AP, las inspecciones y la intervención de las mismas si fuera preciso.
  6. Medidas de restricción de la movilidad y de las reuniones,  así como el cierre de la hostelería y grandes superficies, con un seguimiento y control de la utilización de medios de protección (mascarillas, etc.).

Esta situación de carácter urgente tendría que ser abordada por la consejería de Sanidad y por el gobierno de Madrid, pero con ayuda de otros dado que actualmente los responsables no han sabido poner freno a esta situación que ya se ha desbordado, añaden.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario