El Corral Cervantes instalado en la Cuesta de Moyano, cambiará su ubicación y abrirá sus puertas tras la COVID-19 en el invernadero de la Arganzuela, próximo a la Casa del Reloj de Legazpi.

El complejo que consta de una plaza en la que se han instalado puestos de restauración y artesanía, tendrá una capacidad para doscientos espectadores respetando las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios.

Los espectáculos que abrirán esta etapa serán Don Gil de las Calzas Verdes y No hay burlas con el amor de Tirso De Molina y Calderón de la Barca respectivamente.

Este nuevo tipo de teatro al aire libre instalados durante el verano fueron populares en la segunda mitad del siglo XIX. Desde el teatro Rossini de los Campos Elíseos o el del Jardín del Buen Retiro, atraían a los madrileños que buscaban diversión en los veranos tórridos de Madrid.

Al no tener verbenas en este verano distinto, los veranos y el Corral Cervantes, serán la oferta de ocio nocturno al aire libre. El teatro provisional de Cervantes, estará abierto hasta el 20 de septiembre.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario