«Con canas y a lo loco», la felicidad no es cosa de la edad

«Una fábula de tintes fantásticos con una moraleja atemporal: nunca tengas miedo de ser tú misma». (Fotogramas)

Con una historia endeble y vista muchas veces, la actriz, productora y realizadora estadounidense Katie Aselton (The Freebie, Black Rock), da una vuelta de tuerca más al tema de las personas atrapadas en un cuerpo que no les corresponde, en la película «Con canas y a lo loco» (Mack and Rita), una comedia que solo se justifica porque estamos en agosto, protagonizada por Diane Keaton (Hannah y sus hermanas, Morning Glory, Cuando menos te lo esperas), junto a Elizabeth Lail (You, Érase una vez), Dustin Milligan (Un pequeño favor), Simon Rex (Red Rocket), Taylour Paige (Zola) y Loretta Devine (serie Anatomía de Grey).

Ni qué decir tiene que Diane Keaton carga ella sola con todo el peso de un guión que se aguanta mucho mejor con unas palomitas talla gigante y un refresco de litro y medio. El resto son dos coros de mujeres, uno de treintañeras y otro de «viejas damas», que aplauden y ríen todos y cada uno de los gestos de una protagonista acostumbrada, desde sus primeras películas allá por la mitad de los años setenta, a cargar con roles en los que todo gira en torno a sus innegables cualidades interpretativas. 

En la comedia romántica «Con canas y a lo loco[1]» la joven Mackenzie –cuya ocupación es eso de «influencer» y escribir libros de consejos para mujeres como ella, solteras y enfadadas con las exigencias del mundo que frecuenta- está cansada de verse obligada a hacer todo lo necesario para salir adelante a sus treinta años, sin un trabajo cualificado y en un medio tan volátil como las redes sociales.

Tras una clásica despedida de soltera que el grupo de amigas celebra en Palm Springs, Mack, quien cada vez se siente más desconectada de las gentes de su generación, se introduce en una máquina del tiempo que comercializa un gurú modelo californiano y que parece especialmente diseñada para Barbie, y su mundo gira al revés transformándola en Rita y cumpliendo su deseo de tener más de setenta años. 

Para su sorpresa, Rita es una «abuela» que inmediatamente seduce a los antiguos amigos y seguidores online de la joven Mack. El tiempo le demostrará que, a pesar del éxito en las redes sociales y del vecino más joven que le cuida el perro, tampoco la vejez es un estado perfecto. 

Fantasía con moraleja –no tengas miedo de ser tu misma- que el espectador acepta con naturalidad para llegar al imprescindible final feliz, «Con canas y  a lo loco» es, en fin de cuentas, una historia que parece fabricada expresamente para dejarla en manos de Diane Keaton, una actriz que fue un icono generacional y que en los últimos años, una vez rebasada la barrera de los setenta, ha demostrado con creces la facilidad que tiene para auto-parodiarse, e incluso reírse de sí misma, en películas que aparentemente son una crítica feminista del mundo feliz y el estilo de vida de la burguesía de la «way of life» americana. 

  1. «Con canas y a lo loco» se estrena este viernes, 12 de agosto de 2022. 
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario